Llaves fijas

Portada » Ferretería » Herramientas » Llaves fijas


Si has llegado hasta aquí seguramente buscas llaves fijas. Los trabajadores profesionales consideran su caja de herramientas como un elemento fundamental en su labor diaria. De esta forma, nosotros como aficionados haremos exactamente lo mismo. Entre los distintos tipos de herramientas, las llaves fijas tienen una gran importancia para los trabajadores. Igualmente,que cuando nos referimos a las llaves fijas, los destornilladores , los alicates o los martillos. Veamos sus usos y sus principales características.

Las llaves fijas son herramientas manuales que se caracterizan por su fabricación. Esta es realizada en una única y resistente pieza de acero cromo-vanadio. Es importante que hayan sido fabricadas en una sola pieza, ya que su principal aplicación es ejercer esfuerzo de torsión durante el apretado y el aflojado de tornillos. Estas pequeñas herramientas manuales son ligeras, resistentes y eficaces, ya que reparten el par por toda su superficie del tornillo. Las medidas de este tipo de llaves, así como sus bocas, varían en función de los tornillos con los que van a ser empleadas. Estas llaves abarcan un amplio rango de tamaños que suele ir desde los 6 milímetros hasta los 32 milímetros. Aunque en el sector industrial podemos encontrar llaves de cualquier tamaño.

En el mercado americano o ingles las encontramos en medida imperial. Estas llaves hexagonales son empleada en tornillos o tuercas calibrados en pulgadas.

Tipos de llaves fijas

Debido a la necesidad de aflojar todo tipo de tornillos y tuercas necesitamos multitud de llaves. En esta lista enumeramos todos los tipos de llaves fijas que existen para facilitar los trabajos de mantenimiento o pequeñas reparaciones que hagamos.

Llave plana abierta

Entre las llaves fijas, las llaves planas son herramientas rectas que varían en función del tipo de boca. Las más característica es la de dos bocas abiertas, también llamada llave española. Siempre que podamos usar una llave de estrella debemos de evitar las abiertas. No resisten mucho par y podemos dañar la cabeza de los tornillos redondeandolos al pasarnos de fuerza. De otra manera son muy rápidas al poder extraer con gran velocidad la llave después de cada giro.

Llave plana de estrella

Las llaves planas de estrella tienen sus dos bocas cerradas y con 12 caras para mejorar la colocación en los tornillos hexagonales. Se usan para las necesidades de mucho par debido a que su forma multicara resiste grandes esfuerzos.

Llave acodada

Al contrario que las llaves planas, este tipo de llave fija posee una estructura oblicua que hace de ella la herramienta perfecta para alcanzar lugares de difícil acceso. De igual manera que la de estrella plana, sus bocas multicara resisten grandes esfuerzos.

Llave combinada

Esta es una variación de llave plana abierta que tiene una boca abierta y otra cerrada en cada uno de sus extremos. Son el tipo de llaves más comunes en la caja de herramientas de un trabajador, puesto que sus dos aberturas diferenciadas permiten solucionar una amplia diversidad de situaciones. Las llaves combinadas son las mas usadas desde trabajar rápidamente con la parte abierta en tornillos sencillos hasta aflojar tornillos de difícil acceso con solo girarla.

Llave de tubo

Estas llaves cada vez se usan menos, casi podríamos decir que están en desuso y obsoletas. Son llaves en forma de tubo con dos bocas hexagonales a cada uno de sus lados. Este tipo de llaves fijas suele servir más como complemento que como una llave propiamente en sí, debido a que necesitan ser accionadas por una varilla o por otro tipo de llave, bien sea fija o ajustable. Todo con el fin de ser usadas en tornillos de difícil acceso.

Llave fija de carraca

En los últimos tiempos las llaves fijas de carraca se volvieron mas asequibles y fiables. Las llaves combinadas de carraca permiten alcanzar áreas difíciles, trabajando con mayor velocidad al no tener  necesidad de extraer la llave después de cada giro.

Con las llaves fijas de carraca ahorraremos mucho tiempo y esfuerzo. Según los expertos, estas son las llaves más cómodas dentro de toda la variedad existente, ya que solo ejercen fuerza hacia uno de los lados y la herramienta queda libre en la otra dirección. Esto permite apretar o aflojar tuercas de una forma mucho más sencilla. Además, este tipo de llaves fijas vienen con un mecanismo de trinquete que en algunos modelos podemos seleccionar el sentido de giro, permitiendo modificar así la dirección en función de las necesidades del tornillo con el que se vaya a trabajar. Estas llaves de carraca combinadas, a su vez están diseñadas para soportar grandes pares de apriete

 

Uso de las llaves fijas

Para un uso correcto, en cada caso se debe utilizar la llave que se ajuste a la perfección a la tuerca o perno. La llave tiene que abrazar a la tuerca y formar un ángulo recto con el eje del tornillo que aprieta. La torsión se debe realizar hacia la persona que realiza el trabajo, nunca se debe empujar. Además, no se debe sobrecargar la capacidad de una llave mediante la colocación de tubo sobre el mango. Nunca se debe golpear la llave con un martillo. Se deben utilizar siempre las llaves fijas que ajusten exactamente a la tuerca, porque si se hace con una llave incorrecta se redondea la tuerca y luego no se podrá aflojar. Las tuercas deberán apretarse lo necesario, sin alargar el brazo de la llave con un tubo para aumentar la fuerza de apriete.

Y para finalizar, un vídeo sobre la fabricación de llaves fijas.


[Total:2    Promedio:4.5/5]



Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario