Filtro de aire sucio

Portada » Blog » Filtro de aire sucio


Es bastante fácil reemplazar el filtro de aire sucio de un vehículo. Sin embargo, antes de proceder con la sustitución del filtro de aire del vehículo, primero debemos saber y averiguar si el filtro de aire de nuestro vehículo realmente está mostrando los síntomas de ser malo y sucio y si realmente necesita ser reemplazado.

Un filtro de aire es otra parte muy importante del motor. Su reemplazo es muy fácil y no cuesta mucho. Un buen filtro de aire, sin la suciedad y polvo ayuda a nuestro coche conseguir un mejor rendimiento y arranque.

Síntomas de filtro de aire sucio

A continuación, veremos los síntomas más comunes y preocupantes de un filtro de aire sucio. Así cuando aparece alguno de estos síntomas en un vehículo, ya nos podemos hacer una idea de lo que está pasando con el vehículo.

-Ruidos extraños del motor
Uno de los síntomas de un filtro de aire sucio o malo es que el motor del vehículo comenzará a producir diferentes ruidos cuando está en ralentí y el vehículo no está en movimiento. En caso de escuchar los ruidos como “toser” o “escupir” al detenerse por una señal de tráfico, podría tratarse de que el vehículo no está siendo provisto de suficiente flujo de aire, lo que significa que el filtro de aire del vehículo necesita ser reemplazado.

-Disminución del rendimiento
Si notamos la aceleración de un vehículo bastante diferente o incorrecta, entonces esto podría significar que el filtro de aire del vehículo se ha ensuciado y no está permitiendo el suficiente paso de aire en el motor para que acelere correctamente. La disminución de la potencia del motor del vehículo también se asocia con este problema. El motor requiere aire limpio para que el proceso de combustión sea eficaz y la presencia de un filtro de aire sucio dificultará la entrada de ese aire limpio. Un filtro de aire sucio no sólo disminuirá la potencia del motor, sino que también afectará la aceleración del vehículo.

-Disminución del kilometraje
Mantener un registro del kilometraje medio de un vehículo no sólo nos proporciona una buena idea de un gasto de combustible, sino que también nos ayuda a detectar cualquier disminución en el kilometraje, lo cual es otro signo de un filtro de aire malo o sucio. Un filtro de aire sucio causará problemas en el proceso de combustión suave que requerirá más combustible para que la combustión tenga éxito. Nos podemos ahorrar considerables gastos de combustible si realizamos un seguimiento del kilometraje de nuestro vehículo.

-Problemas de la bujía
La bujía del motor de un coche puede contaminarse y obstruirse debido a un filtro de aire sucio que impida el suministro de aire para la mezcla de aire-combustible. Esto puede causar problemas en el arranque del vehículo, generalmente por el fallo de la chispa de la bujía.

Efectos filtro de aire sucio

El motor combina aire y combustible en la cámara de combustión para generar energía. Este aire llega al motor a través de un filtro de aire que funciona para evitar la entrada de polvo, suciedad, insectos y otros contaminantes que pueden dañar partes del motor. Al mismo tiempo, el filtro de aire debe permitir que llegue suficiente aire al motor para que pueda funcionar de manera efectiva. Con el tiempo, el filtro de aire puede ensuciarse y obstruirse, y la falta de aire puede afectar el rendimiento general de su automóvil.

Estos son 6 efectos del filtro de aire sucio:

  • Reducción del rendimiento del motor.
  • Le cuesta arrancar.
  • Sonidos inusuales del motor.
  • Puede encenderse la luz de fallo motor.
  • Perdida de potencia.
  • Sale humo negro del escape.

Cuándo cambiar

Se recomienda cambiar el filtro de aire una vez cada 12 meses o 20.000 km, dependiendo de lo que ocurra primero. Si vives en un lugar particularmente polvoriento, hazlo con más frecuencia. Siempre es una buena idea al menos comprobar el filtro de aire en cada cambio de aceite. Para saber exactamente cuándo es el momento para cambiar el filtro de aire lo mejor es consultar el manual del propietario de nuestro coche.

Cómo cambiar

1.Comprar el nuevo filtro de aire. La mayoría de los filtros de aire son bastante baratos. Entre 10-15 euros. Podemos comprarlo por internet en una tienda online o en una tienda de recambios. Averiguar qué filtro de aire comprar, debemos consultar el manual del propietario. En las tiendas físicas de recambios pueden aconsejarte y ayudarte con la compra ideal del filtro de aire. La mayoría utiliza una guía para recambios de todos los coches y modelos. Sólo tienes que saber el año, y el modelo de tu coche, y te dice qué piezas necesitas para él.

2.Abrimos el capó y localizamos la caja del filtro de aire. Es la caja de plástico negro que se encuentra encima o a un lado del motor. La caja de filtro generalmente tiene una manguera gigante que sobresale de su lado.

3.Abrimos la caja del filtro de aire y retiramos el filtro de aire sucio. Abrir una caja de filtro de aire es fácil. Simplemente desabrochamos los grandes clips metálicos que sujetan la parte superior y abrimos la caja. Retiramos el filtro sucio.

4.Comprobamos el filtro de aire antiguo. Le echamos un vistazo al viejo filtro para ver si ya ha pasado su mejor momento. Miramos dentro de los pliegues. ¿Ves mucha suciedad y polvo? Es hora de reemplazarlo.

5. Colocamos el nuevo filtro de aire. Colocamos el filtro en el cuadro de filtro. Nos aseguramos encaje bien en su sitio sin que se mueva por los lados. Cerramos la parte superior de la caja y ajustamos los clips.


Suscríbete a nuestro boletín


[Total:0    Promedio:0/5]



Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario