Pulidora

Portada » Ferretería » Accesorios » Pulidora


Una pulidora es un instrumento de trabajo, cuya función consiste en presionar superficies de materiales, como el metal, piedra, madera, cemento o cerámica. Su labor primordial, es pulir bordes, así como también de corregir o eliminar daños de la pintura, proporcionando brillo al mismo tiempo. También elimina rayones, tanto en vehículos, como en máquinas o elementos que tengan matiz de aceite.
Esta herramienta, se compone básicamente en tres partes; mango, carcasa y disco. Cada una de ellas, tienen una labor diferente dentro de lo que es una pulidora. Posee un mango, el cual funciona para brindar estabilidad a la hora de trabajar con esta herramienta, tomando en cuenta que no es un trabajo sencillo.

Tipos de pulidoras

Actualmente existen distintos modelos de pulidoras; en el caso de estas, solo contaremos con dos tipos que son, la pulidora Rotatoria o circular y la pulidora de doble acción u orbital. Cada una de ellas cuenta con distintas ventajas. Además, de que de manera individual tienen un uso especifico. Mientras que algunas son para uso profesional, otras pueden ser usadas en casa por usuarios inexpertos. A continuación, tipos de pulidoras:

Pulidora Rotatoria (o circular)

Estas pulidoras fueron las primeras en ser creadas, para pulir detalles en carrocería de vehículos; y a diferencia de la pulidora de doble acción, este aparato cuenta con una almohadilla que produce movimientos circulares, los cuales suministran una distribución uniforme de los abrasivos de corte. Además, es muy flexible cuando de corregir pinturas se trata.
Con la pulidora rotatoria, debes tener en cuenta el calor que esta produce. Por lo que, amerita mucha precaución; de lo contrario, la pintura podría quemarse. Por otra parte, las pulidoras rotatorias, cuentan con dos tipos de almohadillas, de lana y de espuma.
Una almohadilla de lana, tiene una gran capacidad a la hora de realizar cortes. Por tal motivo, es esencial al momento de eliminar rayones más profundos. Sin embargo, se debe tener mayor cuidado a la hora de utilizar esta herramienta; y por supuesto, también cuenta con la almohadilla de espuma.

Pulidora de doble acción u orbital

Las pulidoras de doble acción, son conocidas por realizar un movimiento o giro circular y elíptico. Este movimiento, proporciona que su labor sea menos agresiva; el calor que irradia también es menor que le dé la pulidora rotatoria. Una de las grandes ventajas que posee es que, es perfecta para ser manejada por personas con poca experiencia.
Sin embargo, esta pulidora posee como desventaja que es difícil de encontrar; tiene muy pocos proveedores, es por eso que su precio es un poco mayor; solo por el hecho de no estar disponible para todos los países. A pesar de esto, no es imposible de encontrar; como lo mencioné anteriormente, se puede localizar en ciertos territorios.

Usos de una pulidora

Dentro de los usos de una pulidora, podríamos dividirlos en dos. Los cuales serían domésticos e industriales; cada una tiene funciones muy específicas dentro de las labores industriales. Las pulidoras tanto rotatorias, como de doble acción, se utilizan para pulir la carrocería de vehículos; especialmente para pulir rayones. Esta actividad, exige mucha confianza por parte de la persona que la usa. Teniendo en cuenta que, es una herramienta que necesita de precauciones en su uso.
Por otra parte, en el área doméstica las pulidoras se utilizan para dar brillo; tienen el uso restringido al mantenimiento de acabados. Sin embargo, en algunos casos se ha observado que el uso de la misma, se amplía según las necesidades del hogar. Todo esto, teniendo en cuenta que el uso de una pulidora implica absoluto cuidado.

Herramientas o accesorios de una pulidora

Las herramientas le permiten al operador tener mayor seguridad a la hora del manejo de la pulidora; cada una de las herramientas poseen un fin específico, para que a la hora de uso sea más fácil. Entre ellos se encuentran los tipos de discos; podríamos hablar de dos, los discos de corte y los discos para desbastar. Dentro de los discos de corte, existen discos para cortar metal, también está el disco universal, que se utiliza para cortar piedras o concretos.
También está un disco especial para cortar cerámica, y otro específico para cortar el acero inoxidable. Así también cuenta con los discos para desbastar, estos suelen ser abrasivos; existe uno para desbastar el metal, otro para lijar la madera y por último, uno que sirve para desbastar metal o soldadura. Lo importante de contar con cada uno de estos discos, es que puedas disponer de ellos según la necesidad que tengas.
A parte de esto, cuentas con un protector ajustable y un esmeril blanco. El primero mencionado, te facilita el uso de la pulidora y entrega una mayor protección al operador. Por su parte, el esmeril blanco está constituido por dos piedras abrasivas. Además, viene equipada con una placa trasparente protectora en cada disco.
A la hora de elegir tu pulidora, ten en cuenta varias razones para que obtengas la que necesites. Considera el material que pulirás o cortarás, así como para el uso del hogar o para industrias, cada una tiene distintas funciones.

Ventajas de adquirir una pulidora

Comprar una pulidora es el sueño de cualquier persona que tenga un coche. Pues esta será de gran utilidad a la hora de quitar los rayones de tu vehículo. Además, en caso que tu auto posea imperfecciones en la pintura, una pulidora podrá remediarlo, aumentando el brillo de su pintura. Por último, protege la pintura generando así, una capa que la protegerá.
Los precios de estas pulidoras, en general son asequibles. Si eres un profesional, necesitarás una pulidora que se adapte a tu oficio. Sin embargo, también existen pulidoras que son para uso domestico; suelen ser versátiles y son fáciles de transportar.


[Total:3    Promedio:5/5]



Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario