Cómo usar un gato hidráulico

Portada » Blog » Cómo usar un gato hidráulico


Cualquier persona que planea realizar parte del propio mantenimiento o reparación de sus vehículos eventualmente tendrá que saber cómo usar un gato hidráulico.

El hecho de que estas herramientas estén levantando y sosteniendo miles de kilogramos significa que es importante que cualquier persona que lo use sepa cómo utilizar un gato de coche hidráulico correctamente. Bajar el gato de una manera segura o colocar el coche sobre borriquetas es una parte importante del uso de un gato.

Donde colocar gato hidráulico para levantar coche

Un gato hidráulico es un dispositivo utilizado para levantar las cargas pesadas como lo puede ser un coche. El gato hidráulico un cilindro hidráulico para levantar las cargas.

Pasos sobre cómo utilizar un gato hidráulico para levantar un vehículo:

1)Encontrar una superficie nivelada:
En primer lugar, encontramos una superficie nivelada para colocar la carga que se está levantando, por ejemplo, si se trata de un coche, nos aseguramos de que está en un área plana para facilitar el trabajo. Cuando se trata de un coche, siempre es aconsejable que leamos anteriormente el manual de usuario con el fin de conocer las precauciones a tomar al levantar el coche desde el suelo.

2)Comparar el peso del gato y el vehículo:
El segundo paso requiere la comprobación del peso de la carga para asegurarse de que el gato puede ser capaz de elevarlo. Para vehículos como los coches furgonetas, siempre es mejor acudir a estudiar el manual del usuario para ver si su peso puede ser levantado por ese tipo de gato hidráulico.

3) Poner los frenos en el coche:
Nos aseguramos de que el vehículo esté puesto en los frenos para evitar que ruede o se mueva mientras lo levantamos. Podemos usar calzos de rueda en la parte delantera y trasera del coche para evitar que la rueda trasera se mueva cuando lo levantamos, ya que tienden a rodar cuando el coche se levanta, incluso si los frenos están activados.

4) Buscamos el punto de anclaje:
Localizamos la zona de apoyo debajo del cuerpo del coche donde podemos sujetar el gato para levantarlo. Los vehículos tienen diferentes puntos de anclaje en diferentes posiciones, y siempre es importante que inspeccionemos el lugar antes de empezar.

5) Levantar el vehículo:
A continuación, nos aseguramos de que el mango del gato está suelto y deslizamos el gato suavemente mente debajo de la carrocería del coche hasta el punto de anclaje y comenzamos a levantar el vehículo. Tal vez necesitaremos ejercer un poco de fuerza para levantar el coche a una posición adecuada para trabajar.

Cómo usar un gato hidráulico paso a paso

A diferencia de los gatos de tornillo tradicionales que se manipulan con manivelas largas, los gatos de coche hidráulicos utilizan desplazamiento de aceite de alta presión para levantar los coches. Si se emplea correctamente, el gato hidráulico de carretilla es fácil de usar para la mayoría de personas y proporcionan más potencia que los gatos de tornillo mecánicos ordinarios.
6) Apoyar el vehículo:
Podemos optar por las borriquetas para apoyar el coche en ellas, y seguir trabajando con seguridad y total comodidad. Para eso levantamos el coche a la altura de las borriquetas, las colocamos en los puntos de apoyo de cada lado, ajustamos su altura, y aseguramos la cadena.

Primero practica a levantar y bajar el gato sin carga antes de usar el gato hidráulico en una situación en la que estés levantando el coche. Determina si el gato hidráulico se baja simplemente girando con la mano la válvula de liberación de presión en sentido contrario a las agujas del reloj. Si no es así, se bajará quitando el mango, colocando el extremo con la ranura sobre un tornillo con muescas (válvula de liberación de presión) situado donde el mango del gato se une a la toma, y luego girando el mango del gato en sentido contrario a las agujas del reloj.

Inspecciona la capacidad máxima del gato para asegurarte de que se encuentran correctamente para el uso que quieres. Inspecciona también el área del suelo, levantar un vehículo sobre una superficie inclinada o sobre una superficie irregular es muy inseguro. Asegúrate de que el espacio de trabajo esté nivelado y de que la zona donde está el vehículo tenga un soporte firme.

Localiza el punto de elevación, que normalmente se encuentra alrededor de un pie detrás o delante de las ruedas. Consulta el manual del propietario si tienes problemas para localizarlo.

Coloca el soporte del gato debajo del punto de elevación debajo del coche, pero nunca debajo del propio eje. Consulta el manual del propietario si no estás seguro de dónde se encuentran los puntos de elevación.

Sube el coche operando la palanca del gato hidráulico. Mueve la palanca o el mango del gato hacia arriba y hacia abajo para levantar el coche del suelo.

Una vez tienes levantado el vehículo bájalo dejándolo apoyado sobre borriquetas.

Si está más gente alrededor del vehículo avisa alertando a otros de que ahora vas a bajar el gato.
Para finalizar, levanta el coche un poco para retirar los caballetes. A continuación, baja el coche hasta que el gato ya no soporte su peso.

Baja el vehículo girando lentamente el mango del gato y controlando la velocidad de descenso del coche.

Consejos de seguridad

Usar el gato hidráulico es bastante sencillo, sin embargo, si no lo hacemos de la forma adecuada, puede acabar siendo bastante peligroso para la persona que lo está manejando y las que estén alrededor.

  • Antes de la toma, los coches de cambio automático deben ser puestos en parking, y los coches de cambio manual tener el freno de mano.
  • Evita colocar el gato hidráulico sobre una superficie blanda para que no se hunda en la superficie.
  • Nunca trabajes bajo un coche apoyado por un gato. Utiliza siempre borriquetas como soporte.

Suscríbete a nuestro boletín




Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario

You cannot access this site from your country