Caducidad ITV

Portada » Blog » Caducidad ITV


La caducidad de la ITV es una cosa desagradable para el propietario del automóvil. Ya sea que la inspección técnica de automóvil haya caducado hace dos semanas o seis meses, legalmente no se nos permite conducir dicho automóvil por la carretera. Si lo hacemos y la policía nos detiene, al menos tendremos que pagar una multa. Si causamos un accidente con un vehículo con la ITV inválida, esto supondrá una multa mucho mayor.

Periodo caducidad ITV

Para la primera inspección técnica obligatoria debemos hacerlo con el vehículo después de 4 años desde su primer registro. Luego deberemos visitar la ITV regularmente con el automóvil cada dos años, hasta tener que acudir a ella cada año con coches. Siempre depende la antigüedad del vehículo y el tipo. La fecha exacta de validez del último control técnico se puede encontrar en la ficha técnica del coche. También puede ayudar una pegatina de control pegada en la luna delantera, que indica la fecha exacta en que vence la inspección técnica. Información sobre ITV caducada.

Qué riesgo supone la caducidad ITV

Un automóvil sin inspección técnica válida no debe estar en la carretera. Si nos para la policía sin la ITV al día, la multa depende del estado del vehículo. Si el vehículo esté técnicamente en buenas condiciones, la condición técnica no pone en peligro la seguridad vial, nos enfrentamos a una multa de 200 euros, 100 euros con el descuento.
Se puede incurrir en la sanción financiera más grave si un vehículo con la ITV perdida causa un accidente de tráfico. Incluso si tenemos un seguro de responsabilidad civil, la compañía de seguros puede reclamarnos daños y perjuicios. Sin embargo, debe demostrarse que la mala condición técnica del vehículo fue la causa del accidente.
Una vez nos multan y nos pillan conducir de nuevo el coche sin la ITV, la policía intervendrá en permiso de circulación y disponemos de 10 días para pasar la inspección. Si en ese tiempo no pasamos la ITV, corremos el riesgo de que nos precintan el vehículo.
Otra cosa importante es que el hecho de haber solicitado cita previa para la ITV una vez caducada, no nos salvará de la multa.

Cómo transportar el vehículo con la caducidad de ITV

Muchos conductores viajan con la ITV caducada sin saberlo. A menudo se dan cuenta de esto después de un tiempo, o en el peor de los casos, lo descubren durante un control policial.

Una vez que hayas comprobado que tienes la ITV caducada, no debes conducir el automóvil en la carretera e inmediatamente debes reservar una cita previa en la inspección técnica de vehículos. Debes transportar tu automóvil a una estación de inspección técnica con una grúa. Sin embargo, la mayoría de los conductores no se preocupan por eso y se dirigen a la estación de inspección técnica incluso con la ITV caducada.

Los defectos más comunes encontrados en la inspección técnica

Los controles técnicos se están volviendo cada vez más estrictos. Por lo tanto, vale la pena prepararse para la inspección e inspeccionar minuciosamente el vehículo antes de la inspección, preferiblemente en un taller mecánico.

Debemos centrarnos, entre otras cosas, en los siguientes posibles defectos, que se detectan con mayor frecuencia durante las inspecciones técnicas:

  • Tamaño de neumáticos incorrecto.
  • Neumáticos gastados ( ¿Cuándo cambiar los neumáticos? ).
  • Diferentes tipos de neumáticos en cada rueda.
  • Fuga de fluidos operativos (aceite, líquido de frenos, refrigerante).
  • Luces fundidas.
  • Falta del filtro de partículas (automóviles diesel).
  • Parabrisas o ventanas laterales delanteras tintadas sin homologación.
  • Escape modificado por partes no homologadas.

Suscríbete a nuestro boletín




Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario

You cannot access this site from your country