Seguro con franquicia

Portada » Blog » Seguro con franquicia


Un seguro con franquicia es una póliza con una cantidad fija que debes pagar para hacer una reclamación.

Dependiendo de las circunstancias del incidente que condujo a su reclamación, es posible que tengas que pagar la franquicia. La franquicia y los gastos adicionales se muestran en el seguro del vehículo.
Si haces una reclamación, en la póliza del seguro viene indicado qué costes se aplican además de cuándo y cómo pagarlos.

Con un seguro con franquicia no tendrás que pagar nada si el accidente se considera un accidente sin culpa.
Pero, en el caso que seas culpable, significa que, si la factura de daños es de 4000€, y la franquicia es de 600€; pagarías la franquicia y el seguro se hace cargo de los 3400€ restantes.

Qué es un seguro con franquicia

Como se explicó anteriormente, una franquicia es la cantidad que se debe pagar por cualquier reclamación que hagas a tu póliza.
En otras palabras, si haces una reclamación por 4000 Euros, pagarías los primeros 600, dejando a la aseguradora para pagar los 3400 euros restantes.
Cuando contrates un seguro de coche a todo riesgo,por ejemplo, la franquicia que asumes te ayudará a mejorar el precio.

Las aseguradoras a menudo recompensan a los conductores que aceptan mayores franquicias con primas más bajas. La razón es simple: cuanto mayor sea la cantidad que aceptas pagar por cualquier reclamación, es menos probable que le cueste a la aseguradora hacerse cargo durante el transcurso del contrato. Por lo tanto, es posible que observes que el precio aumenta cuando eliges un seguro sin franquicia, y mejorará el precio cuando se opta por una más alta, aunque esto no siempre es el caso.

Cuándo se paga

Se paga siempre que no exista un contrario que sea el culpable del accidente. La forma en que se paga la franquicia depende de la aseguradora y la naturaleza de la reclamación.

Cuando presentas una reclamación, la compañía de seguros te informa si:

  • Se deduce de la cantidad que tienen que pagarte.
  • Debes pagar a la aseguradora.
  • Debe ser pagado al taller reparador del vehículo cuando recojas el coche.

Cuándo no se paga

Las circunstancias en las que no tienes que pagar un seguro con franquicia generalmente dependen de la aseguradora y la póliza individual. Pero suelen ser las reclamaciones en las que el culpable es el conductor de otro vehículo.
No tienes que pagar un exceso si tienes un accidente sin culpa con otro vehículo.
Un accidente sin culpa es aquel que el conductor de otro vehículo (u otra persona) fue totalmente culpable

Propósito de un seguro con franquicia

Un seguro con franquicia está diseñado principalmente para eliminar pequeñas reclamaciones que tienen un alto costo administrativo en relación con el valor de la reclamación, lo que a su vez ayuda a mantener bajo el precio del seguro.

Las aseguradoras no quieren que los conductores reclamen por cada pequeño golpe o rasguño. Si ese fuera el caso, sus gastos de administración, y sus costes, aumentarían. Por lo tanto, insisten en que los conductores paguen la primera parte de cualquier reclamación por sí mismos como una forma de evitar reclamaciones por reparaciones menores que cuestan menos de, digamos, 300€.
Podemos decir que, un seguro con franquicia disuade a la gente de hacer muchas reclamaciones por daños mínimos que, sin embargo, suman grandes cantidades. El exceso se asegura de que su seguro esté ahí para ayudar cuando realmente lo necesite.

El nivel del seguro con franquicia depende de los detalles que proporciones al contratar un seguro de vehículos. En muchos casos, se establece alrededor de la marca de 300 a 600 Euros. Sin embargo, puede ser más alto si eres un conductor joven o tienes un coche de muy alto valor.
De esta forma, se aplica a cada accidente o incidente por el que se produce una reclamación.


Suscríbete a nuestro boletín


[Total:0    Promedio:0/5]



Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario