Diferencias motores gasolina y diesel

Portada » Blog » Diferencias motores gasolina y diesel


Antes de comentar diferencias en motores gasolina y diesel, un poco de historia. Los motores de gasolina y diesel de combustión interna han sido realmente un punto fuerte de la invención y la innovación del siglo XX. Desde entonces han dado impulso a coches, motos, camiones, barcos… Este invento de la era moderna se ha convertido en algo sin lo cual ya no podemos estar. El elemento clave de nuestros coches, por lo que ayuda saber un poco sobre cómo funcionan, y lo que caracteriza su funcionamiento. El hecho es que, si bien muchos diseños de motores incorporan principios de combustión interna, eso no significa que todos transformen la energía de la misma manera.

Un ejemplo de estas diferencias es una comparación entre un motor dos tiempos y uno cuatro tiempos, o turbo, y un motor de compresor; ambos dependen de la combustión interna para la generación de energía, pero un motor utiliza una turbina, mientras que otro utiliza un complejo sistema de engranajes con ejes. Así como estos representan dos tipos diferentes de variaciones del motor, la comparación de un motor gasolina y uno diesel es otra cosa que debe ser considerada.

Principales diferencias entre motores gasolina y diésel

Combustible

Cuando se trata de la principal similitud entre los motores de gasolina y diésel, este es, por supuesto, el hecho de que ambos motores utilizan los principios de la combustión interna para la generación de energía y la propulsión básica. Ambos trabajan desde las entradas básicas de calor y presión para impulsar una estructura mecánica interna que transfiere potencia a los ejes y ruedas que hacen que un vehículo se mueva.

Cuando hablamos de las diferencias entre los motores de gasolina y diésel, una de las diferencias más obvias es el tipo de combustible que se añade al vehículo. El combustible diésel es diferente de la gasolina convencional, y estos combustibles no son compatibles. En otras palabras, si un conductor intenta poner combustible diesel en su automóvil gasolina, llamará a una grúa poco después.

Funcionamiento

Mecánicamente hablando, la principal diferencia entre los motores de gasolina y diésel está en la forma en que se están produciendo las explosiones internas del motor. Dentro de un motor de gasolina típico, el combustible se va a mezclar primero con el aire, luego la mezcla se comprime y la ignición se lleva a cabo a través de la entrada de chispa de una bujía. Este modelo básico para la combustión es diferente con los motores diésel. En un motor diesel, el aire entrante en realidad se va a comprimir como el primer paso en el proceso. Después de que el aire se comprime, se inyectará el combustible diesel dentro y se mezcla con el aire comprimido.

El uso

Una de las diferencias entre motores gasolina y diesel es el uso predominante de los motores diésel en el transporte. Hoy en día el diesel es el principal combustible del transporte de materias primas y mercancías. La mayoría de transportación de envíos y mercancía se llevan a cabo en camiones de motor diesel, en algunos casos con hasta dieciocho ruedas. Este tipo de camiones comerciales llevan grandes cantidades de carga y mercancías a la vez, y hay muchos camiones diferentes que operan al mismo tiempo en las carreteras del mundo.

Los motores de gasolina convencionales están mucho más orientados al tránsito y los viajes de las personas que utilizan el coche a diario a distancias cortas, ya que normalmente están equipados en la mayoría de los coches urbanos.

Eficacia del combustible

El diésel, cuya textura es similar al jarabe en comparación con la gasolina acuosa, contiene más energía por unidad de peso que la gasolina (por litro). A pesar de que a menudo cuesta más la gasolina, contiene menos energía potencial. Se requiere menos diésel en términos de combustible para lograr la misma cantidad de trabajo (en este caso, distancia de conducción) que la gasolina.

Los propietarios de diésel también tienen otra opción de combustible: biodiesel. El biodiesel está hecho de fuentes no petroleras como aceite de freír o aceite vegetal. Conseguir que tu vehículo diésel funcione con biodiésel puede requerir algunas pequeñas modificaciones, especialmente si es más viejo, pero depende de varios factores, incluido el porcentaje de combustible que es el biodiesel, que se puede mezclar con diésel regular.

Potencia

Tanto los motores de gasolina como los diésel se miden en términos de potencia y par motor. La potencia es una medida de desarrollo de energía del motor. Por otra parte, el par es una medida de la fuerza de torsión de un motor. Grandes cantidades de ambos son geniales, pero si tienes una gran cantidad de caballos con sólo un poco de par, el vehículo va a ser lento para ponerse en marcha. Es el par que hace que las cosas se muevan, por lo que los motores diesel se utilizan en camiones grandes; son ideales para mover cargas pesadas porque tienen mucho par. Pero los motores diésel no aceleran mucho, por lo que producen menos potencia en promedio que los motores de gasolina, por lo que no encontramos muchos coches deportivos con motores diésel.

Lo que los fabricantes de automóviles han encontrado es que a los conductores les encanta el par. Por eso hoy en día ya hay coches con motor diésel que tienen una aceleración rápida. Junto con una transmisión buena, los diésel modernos pueden ponerse en marcha rápidamente a toda prisa. Eso sí, no suenan como un motor de gasolina.

Los motores diesel tienen potencia par y buena autonomía, siendo superiores en kilometraje a la gasolina.

Seguridad

Debido a que los motores diésel utilizan encendido por compresión, están construidos de forma para ser resistentes. Los motores de diesel tienden a ser confiables y requieren poco cuidado. Su desventaja solía ser el peso, pero los fabricantes de motores diesel ya han reducido peso así que ya están generalmente en el mismo nivel que los de gasolina.

Además, un motor diésel es más simple que un motor de gasolina, ya que no tiene bujías y el sistema eléctrico asociado necesario para ellos. Ahora, los coches pueden funcionar con diésel y tener un rendimiento similar a un motor de gasolina, pero con el kilometraje añadido. En general, un motor diésel durará más que un motor de gasolina en términos de cuántos kilómetros u horas puede funcionar antes de que necesite un mantenimiento importante, por lo que las facturas de reparación son más pequeñas y, por lo general, más separadas para un motor diesel.

Contaminación

Esta es una de las diferencias de los motores gasolina y diesel, por las que tradicionalmente los diésel han tenido dificultades para avanzar en el nuevo mercado de automóviles. Pero la tecnología se ha puesto al día y ahora los diésel funcionan más limpios que nunca, especialmente a raíz de la causa Dieselgate. Sin embargo, los diésel todavía pueden ser más sucios que los coches gasolina porque el combustible no se quema tan limpiamente como la gasolina. Todo el humo negro que salía por los escapes durante décadas fueron causadas en parte por la quema de azufre, presente en el combustible diesel. La mayor parte del azufre, sin embargo, se ha eliminado del combustible diésel moderno, y una mayor filtración del escape diesel en algunos coches en realidad los ha empujado a la vanguardia de los vehículos limpios.

Muchos coches diésel ahora utilizan un aditivo separado llamado urea, también conocido por el nombre AdBlue. El AdBlue es un aditivo líquido a base de urea. Este se mantiene en un pequeño deposito a bordo del vehículo, y se utiliza para tratar el escape diesel para hacerlo más limpio.

Ruido

Seamos sinceros, los primeros coches diésel suenan como… Camiones. Sin embargo, la tecnología moderna ha mitigado en gran medida este problema. La contaminación acústica a menudo asociada con los diésel viejos se ha ido, junto con la nube de humo oscuro que apareció cuando el vehículo se puso en marcha. Y desde el interior de la mayoría de los vehículos de pasajeros diésel, la experiencia de conducción es esencialmente la misma que un coche de gasolina. Para la mayoría de la gente, si no les dijeras que estaban en un vehículo con motor diésel, probablemente no lo sabrían.

Recuerda que tanto el motor diésel como el motor de gasolina son motores de combustión interna. Sus principios generales de trabajo son similares. Ambos se basan en el proceso de cuatro tiempos: ingestión, compresión, combustión y escape.

Además, ambos motores están diseñados para utilizar la energía química disponible en el combustible y convertirla en energía mecánica. El movimiento lineal de los pistones dentro de los cilindros no tiene diferencias en motores gasolina y diesel. El movimiento hacia arriba y hacia abajo del pistón crea la rotación necesaria para girar las ruedas de un vehículo.

Tanto los motores diésel como los de gasolina convierten esencialmente la energía química del combustible en energía mecánica a través de la combustión o explosión. En conclusión, la principal diferencia entre los dos centros en cómo producen la combustión.

También vale la pena mencionar en las diferencias de los motores gasolina y diesel; que los motores diésel tienen ventajas o beneficios que el motor de gasolina, aunque también tienen inconvenientes, limitaciones y problemas. Lo mismo ocurre con los motores de gasolina.


Suscríbete a nuestro boletín


[Total:3    Promedio:5/5]



Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario