Cambiar pinza de freno

Portada » Blog » Cambiar pinza de freno


Cada componente del conjunto de frenos de vehículos tiene una importancia crítica en el funcionamiento y en este articulo veremos cuando y como cambiar una pinza de freno. Para que el mecanismo general de frenado funcione sin problemas, las pinzas de freno son el componente de contacto directo, lo que significa que son lo que sujetan al disco de freno las pastillas para ejecutar el frenado. Como un vehículo se mueve, aparte de la aceleración, la otra función principal va a ser el frenado. El frenado es una acción que debe ser receptiva y eficiente para funcionar como una verdadera protección para un conductor. Esto se debe principalmente a que el frenado lento es algo que realmente causa más accidentes que otros fallos en los demás componentes.

Saber cuándo es el momento de comprometerse a reemplazar las pinzas de freno puede terminar marcando la diferencia entre un vehículo que es seguro y confiable, y uno que está en un riesgo de fallo. Hay muchas maneras de detectar cuando las pinzas de freno de un vehículo están empezando a desgastarse fuertemente, y saber cuáles son algunas de estas técnicas de observación nos puede ayudar a diagnosticar problemas que pueden surgir en cualquier momento.

Inspeccionar las partes de frenado

Dado que hay tantas partes de un conjunto de frenado, a veces cuando hay síntomas generales como ruidos extraños en una la rueda del coche, es difícil saber qué parte está realmente fallando. En caso que prefieras que revise los frenos un profesional, te recomendamos talleres mecánicos con coche de sustitución.

Cuando las pinzas no funcionan correctamente, lo que hay que tener en cuenta es que pueden estar bloqueando las pastillas en los discos. Si las pinzas están arrastrando el disco de freno, entonces se puede notar un rendimiento lento de su vehículo, y por lo general habrá una sensación de que el coche no quiere andar. Cuando más se nota es al salir en parado. Cuando la pinza está bloqueada es peligroso porque calentará el disco.

Por supuesto, podría haber un síntoma opuesto en el que la pinza no sujetará lo suficientemente fuerte el disco del freno, incluso si el conductor está poniendo una presión significativa sobre el pedal de freno.

Cuando todos los latiguillos de freno están intactos y no hay fugas de líquido de frenos, los discos no están dañados en absoluto, y las pastillas se ven bien, es fácil reducir la causa a alguna pinza defectuosa. Para identificar cualquier problema de freno, especialmente un problema de pinza, debemos comprender el sistema de frenado para entender cuál es el problema más probable. Si las pinzas se unen al disco de freno de forma desigual, esto puede causar un desgaste acelerado en las pastillas de freno.

Cómo cambiar la pinza de freno

  • Quitamos la rueda
  • Quitamos los tornillos de montaje de la pinza
  • Retiramos el latiguillo de freno
  • Levantamos la pinza de las pastillas de freno
  • Comprobamos que la vieja pinza coincide con la nueva
  • Volvemos a instalar la pinza en las pastillas de freno
  • Volvemos a instalar los tornillos de montaje de la pinza
  • Montamos la rueda

Consejos y estrategias para cambiar pinza de freno

Ya sea que sea la primera vez que trabajes en el sistema de frenos de un coche, o aunque ya estés familiarizado con él, comprueba estos consejos. Te ayudamos a hacer un trabajo de cambiar la pinza de freno de forma más liviana.

  • Nunca soples polvo al limpiar un conjunto de frenos, puede contener amianto. Utiliza un limpiador de piezas de freno.
  • Al desmontar un conjunto de frenos, mantén las piezas organizadas y utiliza la instalación opuesta como referencia, en caso de que olvides cómo volver a montar los componentes.
  • Si no has reemplazado las pinzas de freno, debes saber que comienzan a deteriorarse desde el interior bloqueando el flujo de líquido de frenos o fugando por el pistón. Otro fallo típico es el agarrotamiento de las guías correderas.
  • Para estos dos casos también hay kits de reparación, por lo que, también deberías valorar reparar la pinza de freno.
  • Sustituye las pinzas de freno en pares (delanteros o traseros) si tiene un fallo una de ellas. Esto ayudará a mantener el rendimiento de la calidad del sistema de frenos.
  • Instala nuevos tornillos de montaje si es posible: el calor debilita el material del tornillo y puede hacer que la nueva pinza y las pastillas de freno chillen.
  • Antes de cambiar las pinzas, consulta el manual de fabricante del vehículo en el apartado de sistema de frenos por si hay alguna alteración en el cambio de pinzas.

Reemplazar una pinza de freno no es una reparación común a menos que aparezca un desgaste excesivo, daños en el orificio o la carcasa del pistón, frenos pegados, o fuga de líquido de frenos. Aun así, este proyecto no es difícil y con una buena herramienta no nos llevará demasiado tiempo.


Suscríbete a nuestro boletín




Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario

You cannot access this site from your country