Soluciones a la conducción para personas con diversidad funcional

Con una gama tan amplia de soluciones de equipos de adaptación, los costes asociados a la modificación de un vehículo pueden variar mucho en función de las necesidades de cada persona. Algunos equipos de adaptación, como un cojín especial para el respaldo del asiento, pueden proporcionar una mejor visión de la carretera por tan sólo unos pocos euros. Otros equipos, como las cajas de cambio automáticas, pueden adquirirse al comprar el vehículo. Sin embargo, un vehículo nuevo modificado con equipos de adaptación costará entre 25.000 y 60.000€.

Hay programas que pueden ayudar a pagar parte o la totalidad del coste de la modificación del vehículo.

Tanto si va a modificar un vehículo que ya tiene como si va a comprar un vehículo nuevo con equipo de adaptación, vale la pena hacer primero los deberes. Consultando a un especialista en rehabilitación de conductores antes de comprar, puede saber qué equipo de adaptación necesita ahora o puede necesitar en el futuro, evitar pagar por un equipo que no necesita y conocer las oportunidades de ayuda financiera.

Las adaptaciones de Vehículos accesibles: soluciones a la conducción pueden suponer una gran diferencia en la experiencia de conducir. Pueden permitir que una persona conduzca donde de otro modo no sería posible, y pueden ayudar a controlar la velocidad, la dirección y la señalización. Pueden ser desde simples accesorios hasta la sustitución de todos los mandos existentes por un sistema diseñado individualmente.

En la mayoría de los casos, los mandos originales pueden seguir utilizándose con las adaptaciones, por lo que todos los conductores pueden seguir utilizando el coche. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la mayoría de los mandos de conducción requieren una caja de cambios automática. A continuación se describen algunas de las adaptaciones más populares dentro de esta categoría.

Controles manuales

Si te resulta difícil utilizar los pedales estándar para frenar o acelerar, puede ser mejor que utilices un mando manual, como un dispositivo de empuje y arrastre. Esta popular adaptación permite controlar la velocidad del coche con las manos, empujando o tirando de una palanca para acelerar o frenar. La mayoría de los fabricantes ofrecen varios mandos, pero la función básica es la misma en la mayoría de los modelos. Van desde los sistemas mecánicos más básicos de empujar y tirar hasta los sistemas electrónicos o neumáticos. Ten en cuenta que, si estás pensando en un dispositivo para el control de la velocidad, también tendrás que elegir un coche con caja de cambios automática.

Aceleradores electrónicos

Si tiene una movilidad limitada en las piernas o considera que los controles manuales de empujar/tirar suponen un esfuerzo excesivo, un acelerador electrónico puede ayudarle, y hay varios tipos disponibles.

Todos los aceleradores electrónicos vienen con un freno de mano. Hay varios aceleradores electrónicos; para saber cuál es el más adecuado para cada caso, hable con su instalador.

Modificación de los pedales

Si tiene dificultades para llegar a los pedales cuando conduce, puede optar por ampliarlos. Modificar los pedales de tu coche podría acercarlos a tu asiento de conducción, permitiéndote conducir más cómodamente mientras controlas el coche con facilidad.

Ayudas para la dirección

Si tiene dificultades para sujetar o girar un volante estándar, hay una serie de soluciones sencillas que pueden ayudarle. Por ejemplo, se puede instalar una bola de dirección que le permita tener más control al dirigir el coche.

Si tienes instalados mandos manuales, una bola de dirección suele ser esencial, ya que te permite dirigir el coche con una mano, mientras manejas los mandos manuales con la otra. Muchas de ellas pueden colocarse y retirarse fácilmente.

Dispositivos de control remoto

Los dispositivos de control remoto facilitan el manejo de algunos de los controles estándar del coche, como los intermitentes, los limpiaparabrisas y los faros, mediante un único panel de control montado en el volante. También pueden incorporar una bola en el volante para poder dirigir y manejar las funciones básicas del coche con una sola mano.

Deja un comentario