Reparación de abolladuras sin dolor y carreras como médico de abolladuras

Si eres un nuevo propietario, una abolladura o un arañazo – no importa lo pequeño que sea – puede ser tan molesto, es todo en lo que puedes concentrarte cuando miras tu nueva compra. Y lo que es peor, las estimaciones para reparar incluso daños superficiales menores pueden llegar a los miles. Tradicionalmente, un técnico de reparación de colisiones o de automóviles tendría que lijar, rellenar y pintar el área dañada, que es donde los costos comienzan a dispararse. Pero hoy en día, la formación en pintura automotriz moderna o reparación de carrocerías enseña a los estudiantes a reparar una abolladura sin volver a pintar, ahorrando tiempo, energía y lo más importante, ¡dólares del propietario!

Reparación de abolladuras sin dolor

Durante la última década más o menos, la eliminación de abolladuras sin pintura (PDR) se ha convertido en una práctica común para la eliminación de abolladuras y golpes. La técnica es ampliamente utilizada por los concesionarios de automóviles, las agencias de alquiler y las subastas para preparar los vehículos para su reventa. Y sin embargo, muy pocos consumidores son conscientes de que la opción existe. Los especialistas en reparación de carrocerías utilizan herramientas especialmente fabricadas para la PDR, borrando los daños hasta el tamaño de un balón de fútbol de casi cualquier panel de la carrocería del vehículo. No es necesario lijar, rellenar o repintar la carrocería, y en la mayoría de los casos, cuando el proceso se completa la abolladura es prácticamente invisible.

Cómo se hace la PDR

Los técnicos de reparación de abolladuras sin pintura empujan gradualmente el metal de vuelta a su lugar desde atrás de la abolladura. Dependiendo de la localización del daño, se accede al panel quitando las piezas de recorte, a través de las aberturas de las ventanas o quitando los paneles interiores. Los expertos revelan que el éxito de la PDR requiere bastante paciencia por parte de los técnicos – tienen que «leer» cuidadosamente la pintura para determinar con precisión dónde termina la abolladura, y saber exactamente dónde está la punta de su herramienta en todo momento. El técnico masajeará lenta y suavemente el metal de nuevo en su lugar, comenzando por el exterior de la abolladura y avanzando hacia el interior hasta que la superficie se restaure. Eventualmente la abolladura se hace tan pequeña que se mezcla con la textura de la pintura y desaparece completamente.

Convertirse en un doctor de abolladuras

Si crees que tienes la paciencia y la atención a los detalles necesarios para ser un médico de abolladuras PDR efectivo, hay atractivas carreras automovilísticas para los técnicos con experiencia especial en esta área. Pueden encontrar trabajo en franquicias de cadenas nacionales, concesionarios de coches, talleres independientes y de reparación de carrocerías. La PDR se ha vuelto tan efectiva (y demandada) para los daños por granizo, que algunas compañías de seguros contratan a «cazadores de granizo» que rastrean el mal tiempo para realizar reparaciones de abolladuras sin pintura en los autos dañados!

Para ver una demostración detallada de cómo se usa el PDF para reparar los daños causados por el granizo, mira este video:

¿Ha usado alguna vez el PDR para eliminar un rasguño o una abolladura?

Deja un comentario