Por qué necesitas láminas solares en el coche

Cómo ganar en confort a la vez que se produce un ahorro económico

 

Las láminas solares son unas películas finas que se adhieren a los cristales del coche principalmente para ganar en confort y seguridad, ya que se evitan los deslumbramientos por las incomodidades del sol.

 

La instalación de láminas solares homologadas por el Ministerio de Ciencia y Tecnología para el automóvil como las que hacen en Solarcheck Vitoria permiten reducir la entrada directa del sol en el vehículo reduciendo así la carga de calor en el interior del mismo, por lo que se propicia una temperatura más agradable y se ahorra en la necesidad de usar el climatizador, con un efecto directo también en la economía. Y es que al estabilizar la temperatura del vehículo evitaremos tener que graduarla con el aire acondicionado en verano e incluso con la calefacción en los meses no tan calurosos ,y eso conlleva un ahorro de combustible ya que en determinadas horas el influjo del sol es muy fuerte.

 

Con el tintado de lunas para el coche se minimizan además los efectos de los rayos del sol sobre la tapicería y los elementos de piel o plásticos, por lo que preservamos el coche en buen estado durante más tiempo. Y es muy importante incidir en la importancia de que las láminas sean homologadas para evitar disgustos en el momento de pasar la inspección obligatoria de la ITV.

 

El tintado de lunas, como también se conoce a este laminado aunque hay que aclarar que no se trata del mismo sistema de oscurecer el cristal, ofrece una serie de ventajas a los conductores, ya que cabe contemplar lo que se gana en seguridad. Esto se debe a que no solamente la visibilidad es mejor reduciendo así la posibilidad de accidentes, sino que además en el inevitable caso de que se produjera algún incidente con rotura de cristales, el hecho de que estén adheridos a las láminas hace que el impacto de los trozos de esos cristales sea menor.

 

A este detalle le podemos sumar el factor de la intimidad que se gana en el habitáculo del vehículo al tener esos cristales oscurecidos, un detalle que además de servir para pasar más desapercibidos ayuda a evitar tentaciones en cuanto a robos al reducir la visibilidad sobre cualquier cosa que podamos tener en el interior del coche.

 

Y el confort se exterioriza también en un menor cansancio de la vista debido a que las condiciones de conducción son mucho menos agresivas para los ojos. Incluso la cuestión de que se favorezca una temperatura más agradable en el interior del vehículo hace que ganemos en seguridad porque el calor causa una sensación de fatiga en el conductor. Y de paso, el oscurecimiento de las lunas es también una cuestión estética que a muchos resulta muy atractiva.

 

Diferencia entre el tintado y las láminas solares

 

Tintar las lunas es un proceso eléctrico que se hace de fábrica y que hay que solicitar como un extra al adquirir el coche, pero el laminado es un sencillo procedimiento en el que se colocan en cualquier momento unos adhesivos en los cristales que causan el mismo efecto y que tienen incluso más ventajas.

 

Eso se debe a que la protección de las láminas solares frente a los rayos UVA es mayor y con ello se evita el deterioro del interior, además de que con las láminas se reducen los deslumbramientos al circular por la noche.

 

La colocación debemos dejarla en manos de profesionales, porque es fundamental que estén bien selladas y que portemos la documentación que nos certifique su homologación en el caso de que cualquier autoridad nos lo solicite.

Deja un comentario