Motos de segunda mano VS Motos nuevas

Los motoristas tienden a dividirse en dos bandos: los que sólo compran una moto nueva y los que sólo compran motos de segunda mano.

Analicemos los pros y los contras y adentrémonos en la mentalidad de los hábitos de compra de motocicletas de los moteros.

¿Debo comprar una motocicleta nueva para mi primera moto?

Como verás a continuación, hay ventajas evidentes en la compra de una nueva, pero cuando se trata de un nuevo piloto, optamos por la precaución y sugerimos: comprar una usada. Tanto si tienes la placa L en tu primera moto de 125cc como si te lanzas a comprar una Harley, la segunda mano es una buena opción.

 

En muchos sentidos, una vez que te hayas puesto al día con la conducción y las reglas de la carretera, disfrutarás más de una moto nueva con un poco más de experiencia.

 

Equivócate con algo usado, disminuye tus riesgos tanto financieros como físicos y espera que tu próxima moto sea una moto nueva.

Comprar una moto nueva

Puede que pienses que la gente que compra una moto nueva es tonta, y si eso es lo primero que piensas, probablemente estés en el bando de las «usadas», pero analicemos la mentalidad.

 

Una moto nueva no es sólo para derrochar dinero y tener el último juguete brillante.

Fiabilidad

Mucha gente está dispuesta a pagar un precio más alto para tener una moto nueva y fiable que tenga garantía y que, a menudo, pueda comprarse con un plan de mantenimiento. Sólo tienen que tomar una decisión sobre qué comprar y qué pueden pagar y seguir disfrutando de la moto.

 

Si compras bien, una moto de segunda mano puede ser una ganga, pero un gran problema puede hacer que las facturas asciendan rápidamente a miles.

Financiación

Los compradores de motos nuevas también pueden aprovechar las ofertas de financiación del fabricante. Esto significa que puedes hacerte con una moto nueva con pagos mensuales bajos, ya que, básicamente estás pagando la depreciación.

 

Si estás contento con la financiación, puedes mantener un acuerdo con el concesionario y cambiar tu moto cada tres años por un nuevo modelo.

Tecnología y seguridad

Algunos motoristas valoran mucho la última tecnología que viene de la vanguardia del motociclismo. Las cifras de eficiencia han mejorado drásticamente a lo largo de los años y cosas como las normas de emisiones Euro 4 y Euro 6 significan que las motos son más limpias y eficientes que nunca.

 

La tecnología, como los modos de potencia, el control de tracción y la suspensión ajustable, ha avanzado a pasos agigantados en la última década, y eso se debe en parte a que los motoristas han adoptado la tecnología.

 

El ABS solía ser tosco, pero ahora está disponible con varios modos y sistemas, como el ABS en curva, que algunos motoristas tienen que tener en su vida.

 

Así que, si eres un motero de los de «sólo uso», puedes estar agradecido de que haya gente que exija más a sus motos a medida que la tecnología se va extendiendo.

Comprar una moto de segunda mano

Comprar una moto de segunda mano no es sólo cuestión de ser un poco tacaño. Para mucha gente, la búsqueda, el trato y la obtención de una ganga son tan emocionantes como la conducción de la moto.

 

Bien comprada, una moto usada es una gran propuesta, ya que muchas motos tienen un kilometraje increíblemente bajo en los relojes y están casi como nuevas.

El coste total

No es raro que una moto nueva pierda el 50% de su valor en los primeros 3 años. El kilometraje medio de una moto es de 5.000 km al año, por lo que podrías comprar una moto de 3 años con 15.000 km en el reloj por la mitad del precio que tenía nueva. Al cabo de unos años, la curva de depreciación de una moto tiende a aplanarse. Para muchos, esto es demasiado bueno para ignorarlo.

Sin embargo, la mayoría de las motos usadas de particulares no están disponibles en paquetes de financiación, aunque algunos concesionarios ofrecen opciones. Si no puedes permitirte pagar al contado una moto casi nueva, la financiación de un modelo nuevo puede ser una opción más atractiva.

Están probadas

A veces las motos nuevas tienen problemas, pero una vez que una moto tiene unos años, está probada. La mayoría de los problemas se han solucionado, y cualquier retirada del fabricante se habrá realizado. Además, el conocimiento de ese modelo en la comunidad será mayor. Por lo tanto, los foros estarán llenos de consejos y soluciones, y los concesionarios estarán al tanto de los problemas de ese modelo y de las modificaciones que los solucionan.

Los costes de funcionamiento

Las motos con pocos años de antigüedad son más baratas de mantener. Para empezar, valen menos y son más baratas de asegurar. Además, hay muchas más piezas de repuesto en el mercado, lo que significa que los recambios son más baratos y fáciles de conseguir.

Decisión final

No hay una respuesta correcta o incorrecta a la pregunta: ¿Debo comprar una moto nueva o usada? Todo depende de su situación. Una de las cosas más importantes a la hora de comprar una moto nueva es fijarse un presupuesto: es muy fácil dejarse llevar por la bienvenida del concesionario, el sofá de lujo y el café de lujo. También es fácil pensar que se está comprando una ganga y descubrir que esa «ganga total» que se compró acabó siendo una basura.

Deja un comentario