Los autobuses eléctricos de BYD y el futuro del tránsito verde

Uno de los principales objetivos de estas pruebas era ver cómo se comportaban los autobuses en el clima invernal de Canadá. Aunque todavía no tenemos noticias oficiales de cómo se comportaron, todo indica que fue un éxito. Este Montrealer, por ejemplo, parece satisfecho:

Cómo funciona

Cuando esto llegue a la etapa de aprobación e implementación, las universidades de mecánica sin duda comenzarán a enseñar a los estudiantes interesados en las carreras de automóviles lo que se puede esperar cuando se reparan estos vehículos de alta tecnología. Bueno, para empezar, el modelo propuesto por BYD utiliza una batería de hierro-fosfato no tóxica que puede mantener el autobús en funcionamiento durante un promedio de 250 kilómetros entre cargas. Lleva cinco horas cargar completamente un autobús, y los autobuses cargados también pueden funcionar como generadores móviles. El único componente no eléctrico de la reciente prueba fue la calefacción.

Para el STM, las pruebas de BYD fueron parte de un esfuerzo mayor para electrificar completamente su flota para el 2020. Los futuros graduados del programa de mecánica podrían tomar nota de que, en última instancia, planean combinar el uso de la batería con cables eléctricos de la calle aérea que el autobús puede enchufar.

Otra opción: Autobuses de carga rápida

Para la gente que cree en los beneficios ambientales del transporte público electrificado, pero no quiere ver cables en sus calles – o tiene dudas sobre la eficacia de las baterías pre-cargadas a bordo – hay otra opción. Los ingenieros del Sistema de Optimización del Trolebús de Suiza (TOSA) están desarrollando una forma de cargar rápidamente los autobuses en ruta.

Han equipado a los autobuses con baterías en el techo y han convertido ciertas paradas a lo largo de la ruta en estaciones de carga. El autobús esencialmente se acopla y un brazo robótico se extiende desde la batería y se conecta a la estación de carga. En 15 segundos, cuando los pasajeros embarcan y desembarcan, la estación provee al autobús de suficiente energía eléctrica para llegar a la siguiente parada equipada.

Hay algunos factores que aún no han sido resueltos. Por ejemplo, el equipo de TOSA ve problemas potenciales cuando una parada en particular es compartida por dos o más rutas de autobús. ¿Qué pasa si varios autobuses llegan al mismo tiempo necesitando cargar?

Echa un vistazo a este proyecto en acción:

¿Está esperando la electrificación completa de nuestro sistema de autobuses? ¿Qué modelo ecológico ve que la mayoría de las ciudades están adoptando? Háganoslo saber en los comentarios.

Deja un comentario