Lo que hay que buscar cuando se inspecciona un coche usado

Aquí hay algunos consejos para tener en cuenta cuando se decida si se compra o no un coche de segunda mano:

Tarea preventiva

Antes de traer a un técnico de servicio automotriz para inspeccionar un potencial limón, hay una tarea preventiva muy simple que puede hacer para establecer si su asombroso negocio es un hallazgo estelar – o demasiado bueno para ser verdad.

Cada año Consumer Reports publica una lista de los modelos de coches más y menos fiables. Puede usar esto como guía para ver si el coche usado vale la pena y para identificar qué problemas particulares buscar.

También es importante trabajar con distribuidores autorizados que tengan el papeleo para probarlo. Cuando se trata de un vendedor privado, se debe verificar que es realmente el propietario, de lo contrario podría estar comprando a un «curbsider» o a un comerciante sin licencia pretendiendo ser un vendedor privado.

Fuera del vehículo

Cuando mires el exterior de un coche usado, asegúrate de comprobar si hay signos de que puede haber tenido un trabajo que no te han dicho:

  • Los parachoques y los paneles deben alinearse, de lo contrario podría indicar una colisión

Un trabajo de pintura desigual, así como una capa de pintura fresca también podría indicar problemas.

  • Asegúrate de que no haya fugas. Los charcos debajo o cerca del coche, así como los olores inusuales pueden indicar problemas
  • Los neumáticos son un buen indicador de lo duro que el anterior propietario condujo el coche. Si el hombro exterior de los neumáticos delanteros muestra un mayor desgaste, puede haber sido víctima de un conductor agresivo
  • Revisa el tubo de escape para ver si hay una excesiva acumulación de óxido.

Dentro del coche

También debería hacer una revisión completa del interior de cualquier vehículo de segunda mano antes de comprarlo. Aquí hay algo de lo que hay que buscar:

  • Comprueba la goma de los pedales para tener una idea exacta de cuánto se ha usado el coche. El desgaste de la goma puede ser usado para ayudar a verificar o refutar el odómetro
  • Revise el revestimiento del techo y el ribete del tejado para ver si hay hundimientos y manchas que puedan indicar una fuga
  • Huele el interior. Si huele fuertemente a ambientador, podría haber sido usado para enmascarar el olor a moho o a humo de cigarrillo
  • Verifica que todos los controles se encienden cuando pones la llave en el encendido y asegúrate de que todos funcionan

Bajo el capó

Es lo que está dentro lo que cuenta. Revisar bajo el capó es un paso importante para decidir si se compra o no un coche usado. Aquí hay algo de lo que hay que buscar:

El aceite debe ser marrón oscuro o negro y el fluido de transmisión debe ser rosado y oler a aceite, no quemado.

  • Asegúrate de que el refrigerante del radiador es verdoso o naranja y no hay manchas verdosas en el exterior del radiador (podría ser un signo de fugas por estenosis).

Las mangueras no deben estar agrietadas, duras como una roca o blandas y los cinturones no deben estar deshilachados.

Además, no te olvides de hacer una prueba de conducción. Si escuchas un sonido de golpeteo proveniente del motor, revisa el tubo de escape porque podría indicar una fuga de refrigerante.

Estas son sólo algunas sugerencias que deberías seguir. Si tiene alguna otra pista para buscar cuando compre un coche usado, por favor háganoslo saber en los comentarios.

Deja un comentario