Las 4 ventajas de comprar un coche de segunda mano

Cada vez son más personas las que a la hora de adquirir un coche se decantan por uno de segunda mano en vez de por uno nuevo. El sector automovilístico pierde año tras año cuota de mercado, el 70% de los usuarios afirman que han adquirido o adquirían un coche de segunda mano frente a uno nuevo. Estos coches pueden comprarse directamente a un particular o a un concesionario. Cada uno te dará una garantía diferente, que explicaremos más adelante, pero lo más importante es que sean de confianza. En el concesionario multimarca Inniauto de coches de segunda mano cuentan con muchos años de experiencia en la venta de coches de ocasión en Navarra y conocen perfectamente las ventajas de adquirir este tipo de vehículos. A continuación, os las explicamos para que las conozcáis vosotros.

 

El precio

Es claramente el factor más importante y en el que piensa todo el mundo a la hora de elegir comprar un coche de segunda mano. Comprarlo en vez de uno de primera supone un desembolso mucho menor. Además, los coches se deprecian muchísimo, en un solo año pueden perder hasta el 20% de su valor, por lo que comprarlo nuevo es una gran pérdida de dinero y algo innecesario cuando puedes adquirir coches en perfecto estado mucho más baratos.

 

Por si no fuera poco el ahorro inicial, debemos añadir que al adquirir un coche de segunda mano solo tendremos que pagar el impuesto de transmisiones y el cargo para cambiar la titularidad en la Dirección General de Tráfico.  El 21% del Iva y el impuesto de matriculación ya no nos corresponde.

 

Acceder a una gama superior

¿Qué prefieres un coche de categoría media a estrenar o un cochazo de segunda mano? Por el mismo precio que adquieres uno nuevo medio puedes adquirir un coche de mayor gama, con un motor mejor o con un equipamiento espléndido. Comprando de segunda mano podremos permitirnos un coche que ni siquiera podríamos plantearnos comprar nuevo.  Gracias a la depreciación podrás acceder a marcas premium, beneficiándote de la gran bajada de precios.

 

Rapidez

Comprando de segunda mano puedes utilizar tu coche desde el momento que lo adquieres. No tienes que esperar a que llegue el modelo que has adquirido, ni a hacer papeleo, ni a matricularlo.  Tendrás tu coche listo para llevártelo en el momento que lo compres.

 

Garantía

Esta varía mucho según si compramos a un particular o a un concesionario. Si compramos a un particular, el Código Civil establece que el vendedor debe garantizar que el vehículo esté libre de cargas, gravámenes o vicios ocultos, debiendo responder durante 6 meses ante cualquiera de estos casos.

 

En el caso de los concesionarios deben tener un periodo de garantía de unos 3 años, mínimo 1, durante los cuales podrás reparar el coche sin coste adicional. Los concesionarios deben encargarse de revisar los vehículos antes de ponerlos a la venta, para localizar y reparar averías actuales y futuras y garantizar su perfecto estado. Esto es otro gran ahorro en cuanto a mantenimiento.

 

Para disfrutar de estas ventajas es imprescindible que cuentes con un concesionario o un particular de confianza. Nosotros te recomendamos Inniauto por el respaldo que tienen en años de experiencia y satisfacción de sus clientes, además de la gran profesionalidad de sus trabajadores, siempre dispuestos a ofrecer lo mejor. Si aún no sabes si elegir un coche de segunda mano o de primera, visita su web y verás que, sabiendo todas las ventajas que supone y la gran variedad que hay, alguno te acaba de convencer.

Deja un comentario