La innovadora asistencia electrónica de dirección de Ferrari

Dirección asistida eléctrica: Pros y contras

El sistema de dirección asistida eléctrica (EPS) se introdujo hace aproximadamente una década como una alternativa más eficaz a la dirección asistida hidráulica. El EPS utiliza un motor eléctrico con sensores que detectan el par de la columna de dirección, al que una computadora aplica un par de asistencia a través del motor. Esto puede beneficiar al conductor aliviando la presión de la conducción, pero también es beneficioso para eliminar algo de peso del vehículo con la eliminación de la bomba hidráulica, el refrigerador, el fluido y las mangueras. El inconveniente de los sistemas de dirección asistida eléctrica -y los que se dedican a las carreras de automóviles pueden dar fe de ello- es que se pierde gran parte de la libertad de conducción. Existe una queja generalizada de que los vehículos con dirección asistida eléctrica tienen una «falta de sensibilidad» al conducir, porque gran parte del proceso manual se ha desviado del conductor al motor eléctrico y a los sensores.

Asistencia electrónica de dirección de Ferrari

Ferrari acaba de patentar recientemente su nuevo asistente de dirección electrónica. El nuevo sistema utilizará el hardware EPS existente, pero está reconfigurado para reducir el error de transmisión, lo que se traduce en una holgura entre el conductor que gira el volante y la respuesta de la tracción delantera. El sistema también tiene como objetivo reducir el esfuerzo necesario para girar el volante. La ventaja es que este sistema no requiere una instalación completamente nueva. En su lugar, el actual sistema EPS será mejorado a través de un software que corrige ciertas inconsistencias, como la cantidad de esfuerzo necesario para girar a la izquierda o a la derecha con el volante. Mientras que estos problemas no serían perceptibles para el conductor promedio, son una parte crítica de la experiencia de conducción en un coche de carreras como un Ferrari.

Las empresas de automóviles que siguen la tendencia del EPS

Aunque Ferrari es la primera compañía de automóviles en patentar su propio software de asistencia a la dirección electrónica, no es la primera compañía en instalar dirección asistida eléctrica en sus vehículos. El Corvette Stingray 2015 utiliza un nuevo sistema de dirección asistida eléctrica, que según la compañía ofrece un control más preciso, junto con una mayor variabilidad de esfuerzo para una conducción de alto rendimiento. El Infiniti Q50 está desarrollando un sistema de conducción totalmente nuevo que los estudiantes de las facultades de mecánica se morirán por tener en sus manos. Infiniti lo llama el modelo «drive-by-wire», lo que significa que no existe una conexión mecánica entre el volante y los neumáticos, sólo señales eléctricas.

¿Cuál es su opinión sobre la dirección asistida eléctrica en los coches deportivos, cree que mejora o reduce la experiencia de conducción?

Deja un comentario