La gestión de flotas es toda una realidad en España

España puede presumir de tener la segunda mayor flota de vehículos comerciales de toda Europa. Una flota que año tras año va creciendo a un ritmo cercano del 15%. Al crecimiento de vehículos hay que sumarle el incremento en el uso de tecnologías de gestión de flotas que pueden ayudar a mejorar los resultados de empresas que operan con vehículos y equipos en movilidad.

El uso de la gestión de flotas es imparable. De hecho, un estudio de Berg Insight se prevé que en 2023 en la Región Mediterránea habrá cerca de 3,7 millones de vehículos conectados a esta tecnología y, en 2023, Europa alcanzará las 17,6 millones de unidades conectadas a esta tecnología.

¿Qué es la gestión de flotas?

La gestión de flotas es una tecnología creada que puede ayudar a mejorar la seguridad de equipo y vehículos, reducir el consumo de combustible de vehículos, promover la eficiencia o mejorar la productividad y resultados de una empresa. 

Los vehículos generan una gran multitud de grandes datos o por su nombre en inglés Big Data. Son un gran volumen de datos que nos indican el número de kilómetros recorridos, el consumo de combustible, el estilo de conducción, el número de paradas, 

Por lo que el potencial de la información generada es vital para analizar nuestra operativa  diaria y mejorar. Por muy pequeño que sea el cambio de mejora puede tener un gran impacto en nuestro negocio. Tanto es así, que tan sólo con “una reducción del 10% en los costes de combustible puede revertir en un aumento del beneficio de un 31%” para la empresa.

Para empresas que trabajan con estrechos márgenes de beneficio esta pequeña mejora en su operativa diaria puede suponer la viabilidad o no del mismo. Además, la tecnología de gestión de flotas es muy común en las medianas y grandes empresas y una gran desconocida para pequeñas empresas.

Son precisamente, las pequeñas empresas,  las que más necesitan este tipo de tecnologías que pueden ayudar a hacer un mejor uso de los recursos de la empresa y a mejorar la operativa diaria impactando de forma directa reduciendo los costos de actividad o pudiendo ayudar a obtener mejores resultados.

A continuación, vamos a enumerar algunas de las ventajas que la gestión de flotas puede tener en una empresa: 

Mejora la seguridad de tus conductores

Supervisa todas tus operaciones diarias de forma remota gracias a esta tecnología  de control de flotas y sistemas de localización GPS de vehículos, casi en tiempo real, desde tu ordenador, tablet o teléfono móvil.

Con una mejor visibilidad de todos tus vehículos y de cómo se está desarrollando la jornada podrás actuar de forma casi inmediata en una situación de eventualidad o emergencia. De esta forma, podrás priorizar la seguridad de tu equipo y actuar rápidamente para restablecer el ritmo en vuestro trabajo y atender normalmente a tus clientes.

Reduce el consumo de combustible

Con la ayuda del software de gestión de flotas podrás monitorizar el gasto de combustible de cada uno de tus vehículos. En tu poder tendrás de una forma detallada y sencilla todos los consumos de tus coches lo que te permitirá identificar aquellas áreas menos eficientes

 

El estilo de conducción de tu equipo

Una de las principales variables que influyen en el consumo de combustible es el estilo de conducción del conductor. Sin la tecnología adecuada no podemos conocer el comportamiento del conductor al volante ni tampoco identificar posibles malas prácticas al volante como los excesos de velocidad, frenadas bruscas, excesivo tiempo del motor al ralentí que implican un mayor e innecesario gasto de combustible.

En este sentido, la tecnología de gestión de flotas puede ayudarnos a conocer el estilo de conducción de nuestro equipo e, incluso, nos permite establecer alertas en el caso de que se produzcan las, anteriormente mencionadas, malas prácticas al volante. 

Con esta valiosa información podemos reorientar el estilo de conducción de nuestro equipo y promover una conducción eficiente caracterizada por ser más segura, por proporcionar mayor confort en la conducción, disminuir los riesgos de accidentes y por permitir reducir el consumo de combustible desde un 10% hasta en un 25%.

Estas son sólo algunas de las ventajas que los sistemas de gestión de flotas pueden tener. Y es que esta tecnología puede ayudar al establecimiento de mantenimiento de vehículos, la planificación de rutas, la mejora de la productividad, la eficiencia, entre otras. Lo que queda claro es que los sistemas de gestión llegaron para quedarse y para ayudar a la mejora de todo tipo de empresa que trabaje con vehículos y equipos en movilidad.

Deja un comentario