La evolución de la pintura automovilística

Cualquiera que persiga una carrera automovilística sabe que la pintura de automóviles funcionaba de manera un poco diferente a principios de 1900 que hoy en día. Los coches fueron una vez pintados con un producto similar al barniz que se cepillaba en la superficie de un vehículo, luego se lijaba, se alisaba y se volvía a terminar. Una vez que se aplicaban múltiples capas de barniz, el vehículo se pulía para lograr una superficie brillante. Un trabajo que requiere mucho tiempo, seguro. En aquellos días, un trabajo de pintura tomaba cerca de 40 días para completarse.

En estos días, la pintura de coches progresa a la velocidad del rayo en comparación. Y las opciones de color son virtualmente ilimitadas. Continúa leyendo para saber cómo ha evolucionado la pintura desde el 1900 y qué colores de coches deberías buscar en los años venideros.

Pistolas de pulverización de los años 30

A principios de los años 30 se introdujeron los esmaltes al horno, que eran similares al método de barnizado del pasado, pero con resultados más rápidos. Antes de 1940, se inventó la pistola pulverizadora. Rociar la pintura de un vehículo era mucho más rápido que cepillarlo, y también era más fácil mantener una capa uniforme en toda la superficie del coche – lo que significaba que después se necesitaba menos lijado.

1950’s: Sólo horneado para un acabado suave

General Motors comenzó una nueva tendencia en los años 50 experimentando con un método diferente de pintura. Se siguió utilizando una pistola pulverizadora para cubrir la superficie del auto con pintura, pero luego se utilizó un gran horno para ayudar a que el auto se secara más rápidamente. La única desventaja de este método era que los coches no quedaban muy brillantes.

El balanceo de los 60 trae de vuelta el color y el calor; el brillo

Ford reintrodujo la cocción y comenzó a usar este método de nuevo, notando que los consumidores apreciaban más los resultados brillantes que los efectos no pulidos de la cocción. Los esmaltes acrílicos en estufa se aplicaban con una pistola de spray, y luego se horneaban para generar una superficie fuerte. Este método lo tenía todo: ¡brillo, durabilidad y color!

Los metálicos dominan los años 70

Los fabricantes de automóviles japoneses y europeos comenzaron a usar sistemas de pintura acrílica de dos capas en sus coches en la década de 1970. Mientras los fabricantes americanos ofrecían pinturas brillantes y duraderas, los fabricantes de automóviles japoneses y europeos llevaban la tecnología un paso más allá al ofrecer la opción de tonos metálicos.

Si estás siguiendo una carrera automovilística, probablemente sepas que hoy en día, la pintura de automóviles es mucho más avanzada, y el método más popular se llama electrocubrimiento. Esto implica sumergir el marco del coche en una imprimación, y usar la electricidad para dibujar el acabado de la pintura en el metal.

Reglas monocromáticas 2014

Según los datos recogidos por PPG Industries – un proveedor de pintura de la industria automotriz mundial – la elección de color de coche más popular de 2014 es el blanco. Mientras que el 28 por ciento de los consumidores eligió el blanco como color de vehículo, el 18 por ciento de los consumidores eligió el negro, y el 15 por ciento eligió el plateado o el gris.

Pronóstico de colores: 2015 – 2018

PPG también ha recogido datos y hecho predicciones sobre qué colores de coches gobernarán las calles dentro de tres años! Esto es lo que dicen que dominará la industria automotriz hasta el 2018:

    • Tonos naturales de la tierra
    • Colores brillantes, pasteles y neutros

Rojos, verdes, ciruelas y azules índigos.

  • Azules pálidos, verdes, corales, púrpuras y neutrales

El futuro parece que va a ser muy colorido – muy lejos de los coches monocromos blancos, negros y grises que hemos estado viendo últimamente.

¿Qué color elegiría para pintar su paseo?

Deja un comentario