Esconder coches: El arte oscuro del camuflaje de prototipos

Hay pocas industrias que no invierten tiempo y dinero en la investigación de la innovación y el diseño de productos de vanguardia que esperan atraer a los consumidores. Desde la moda hasta los productos farmacéuticos, la I+D es un elemento crucial para mantenerse a la cabeza del mercado, estableciendo una marca como líder de la industria, más que como seguidora de tendencias.

La industria del automóvil no es diferente. Desde el borrador hasta la prueba de carretera, los fabricantes de coches se esfuerzan por mantener sus últimos diseños en secreto, dando un gran valor a sorprender tanto a los consumidores como a los competidores en el momento de su lanzamiento. Después de todo, las carreras automovilísticas se hacen y se rompen gracias a las nuevas líneas de productos y a las características innovadoras.

Pero por cada medida secreta que los fabricantes de automóviles idean, hay fotógrafos espías cuyo único trabajo es buscar grietas – formas de echar un vistazo a los nuevos modelos y filtrarlos antes de las fechas de lanzamiento programadas. ¿Cómo se defiende la industria automovilística? Con un camuflaje de prototipo super sofisticado.

Así es como funciona:

Juró guardar el secreto

La importancia de la fiabilidad es evidente incluso antes de que los fabricantes contraten a nuevos diseñadores y mecánicos. Los gerentes de contratación hacen extensas verificaciones de antecedentes de los solicitantes, buscando cualquier cosa sospechosa que pueda hacerlos – y a la cámara de su smartphone – una amenaza de exposición. No sólo los fotógrafos espías profesionales se preocupan por los fabricantes de automóviles. Cualquier miembro del personal podría filtrar detalles de un nuevo lanzamiento por una pequeña paga extra. Al igual que los agentes secretos, los empleados juran guardar el secreto, y se les advierte que no compartan nada sobre los nuevos diseños, ni siquiera con sus familiares.

A prueba de cámaras

El camuflaje de coches se trata de asegurar que, si los fotógrafos consiguen una foto de un nuevo modelo, será imposible discernir sus características. Los fabricantes de automóviles envuelven el vehículo en una aplicación de vinilo que confunde el enfoque de la cámara con patrones psicodélicos. Otros utilizan tratamientos de poliéster más ligeros y resistentes al calor con impresiones disruptivas para confundir el objetivo de la cámara y ocultar la carrocería. Aunque una envoltura puede usar cualquier color o esquema gráfico, los hipnóticos patrones en blanco y negro son la tendencia de la mayoría de los fabricantes. Pintar de negro otros elementos del coche también ayuda a evadir las cámaras que utilizan la tecnología de autoenfoque de infrarrojos.

Pruebas en carretera bajo envolturas

Cualquiera que haya tomado cursos de mecánica automotriz entiende la importancia de probar y evaluar las partes y sistemas del auto antes de enviar un vehículo a la carretera. Por supuesto, para los fabricantes de automóviles, las pruebas en carretera de los nuevos modelos es una parte crucial del proceso de diseño. Y mantener un coche cuidadosamente envuelto durante esas pruebas es un desafío que todos los fabricantes enfrentan. Las técnicas descritas anteriormente se utilizan ampliamente porque no perjudican la funcionalidad del vehículo. Son livianas y no crean resistencia aerodinámica. Al principio del proceso de diseño, algunas empresas utilizan paneles voluminosos y otros complementos para ocultar las características clave – ya sabes que cuando estos se desprenden y son sustituidos por una envoltura, que estos vehículos están cada vez más cerca de las pruebas y el lanzamiento al mercado.

Los consumidores habituales han empezado a comprar envoltorios para sus propios coches porque les encanta el aspecto. Echa un vistazo a este vídeo de una empresa de envoltorios comerciales para ver cómo se hace.

¿Crees que Car Camo podrá seguir el ritmo de las cámaras de alta tecnología?

Deja un comentario