¿Debería comprar piezas de automóvil usadas en los desguaces?

Las piezas del coche pueden desgastarse y necesitar una sustitución, de vez en cuando. Pero, cómo podemos ver, las piezas de automóvil originales pueden tener un coste bastante elevado, por lo que los compradores suelen dirigir su atención hacia otros medios para adquirirlas.

Una de las formas más populares de adquirir la pieza que necesitas es comprarla directamente en un desguace. Consigue en despiecesde  la pieza de desguace o despiece que necesitas para reparar tu vehiculo a buen precio y empreasas fiables.

Los desguaces son lugares donde se depositan los coches rotos o estropeados, para adquirir las pizas y para su destrucción final. Los desguaces suelen comprar los coches que ya no funcionan para poder vender sus piezas a los que les hacen falta.

Así que, eso nos lleva a preguntarnos. ¿Debería comprar piezas de automóvil usadas en los desguaces? La respuesta te sorprenderá, pero antes vamos a explicar algunas cosas.

1. Saber lo qué quieres

Antes de dirigirse al desguace en busca de una pieza concreta, debes saber exactamente para qué la necesita. La mejor manera de cubrir toda esta situación es llevar la pieza vieja contigo, o al menos sacarle una foto. De este modo, podrás hacer una comparación definitiva del tamaño de la pieza, y de si puede caber en el vehículo o no.

Además, las piezas usadas se venden en su mayoría sin la opción de devolverla si las piezas no coinciden, por lo que estarás ahorrando mucho dinero de esta manera.

2. Si no sabes, pregunta

Una de las cosas más frustrantes a la hora de negociar con un vendedor de desguaces es no querer parecer un completo novato. Sin embargo, este es un error que alguno comete, y deberías dejar de hacerlo.

No deberías preocuparte si parece que no tienes ni idea de lo que estás hablando; no te preocupes, estos tipos tratan con gente como tú todos los días.

Los desguaces hacen negocios con mucha gente, y la mayoría de ellos son mecánicos que necesitan repuestos. Así que, para que te quedes tranquilo y no te equivoques, debes hacer muchas preguntas y no te sientas mal por ello.

3. Asegúrate de que puedes devolver la pieza

Ya hemos mencionado que la mayoría de los desguaces no ofrecen una devolución por una pieza determinada. Pero una simple conversación amistosa puede marcar la diferencia a la hora de negociar.

Por ejemplo, en España, la mayoría de las personas compran las piezas de coche necesarias en los desguaces. Y, de hecho, en España hay cientos de desguaces que hacen negocios con la gente. Por eso, los desguaces españoles tienen una política de devoluciones en la que se puede devolver una pieza concreta y hacer que la cambien si no coincide o resulta ser defectuosa. Pero siempre depende de cada centro, por lo tanto, lo mejor es aclarar esa duda antes de comprar nada.

4. Asegúrate de que la pieza solucione tu problema

Y ahora pasamos a la última parte de la que se habla y la que más nos preocupa.

A saber, no siempre una pieza usada hará el trabajo. En algunos casos, la pieza en cuestión debe ser nueva, de lo contrario, no funcionará correctamente.

Esto no es un problema cuando se compran faros traseros usados, soportes de motor, etc. En estos casos, comprarlas directamente en el desguace es la mejor y más rentable manera de hacerlo.

Las piezas que definitivamente debes evitar comprar en el desguace, son piezas tales como rotores de freno, alternadores y motores de arranque. Estas piezas tienden a desgastarse con el tiempo y siempre se aconseja comprarlas nuevas. Ya que puede que al cabo de tiempo estas piezas dejarán de funcionar tal como la que reemplazaste.

¿Por qué debería comprar piezas a los desguaces?

La ventaja más evidente a la hora de comprar en los desguaces es el hecho de que ahorrarás mucho dinero.

Como ya hemos dicho, los desguaces compran coches viejos y averiados por un precio barato y revenden las piezas que se pueden recuperar. Toda la industria funciona con el concepto de vender a bajo precio, ya que no hay mucha garantía de que una pieza específica funcione como se pretende.

Pero, como ya hemos dicho, no debería comprar piezas específicas en los desguaces, ni en ningún sitio, si la pieza es susceptible de sufrir los efectos del tiempo.

En todos los demás casos, comprar piezas usadas en los desguaces es la forma más rentable de hacerlo.

Es una decisión ecológica

La fabricación de piezas nuevas supone un enorme coste para la Tierra. Desde el uso de recursos para alimentar la maquinaria hasta los recursos para las propias piezas, no es un proceso muy ecológico.

En cambio, la compra de piezas de desguace no implica ningún tipo de fabricación. Claro, puede que se añadan algunos tornillos, pero eso no es algo que haga sufrir al medio ambiente.

Además, al comprar a los desguaces, se reducen los residuos de ese desguace en concreto. Esto no sólo tiene un impacto positivo en el medio ambiente, sino que también promueve el reciclaje.

Los desguaces tienen reputación

Al contrario de lo que se cree, los desguaces no son lugares que te estafan por tu dinero. De hecho, comprar piezas usadas en un desguace se considera más seguro que comprarlas nuevas, si comparamos los costes. Claro, una pieza nueva es nueva y funcionará a pesar de todo, pero ningún desguace le estafará por tu dinero.
Y si a esto le añadimos que te venden las piezas extremadamente baratas, es un riesgo que merece la pena correr.

Deja un comentario