¿Cuáles son los beneficios de comprar un automóvil de empresa?

Si está pensando en comprar un automóvil de empresa pero no está del todo seguro, permítame decirle que existen ciertos beneficios que puede disfrutar al comprar un automóvil para su negocio.

Si no sabe dónde encontrar consejos sobre este y muchos otros temas, déjame decirte que el portal Doiser ayudará tanto a autónomos como a empresas. En el encontrará toda la información que necesita, incluida una sección sobre la compra de un automóvil de empresa donde puede obtener un presupuesto ofreciendo la figura del asesor para los usuarios que quieran recomendaciones.

Son muchas y muy jugosas ventajas de las que disfrutaremos a la hora de comprar un coche de empresa.

Comprar un automóvil de empresa puede traer algunos beneficios fiscales que seguramente serán muy útiles al comenzar su negocio, ya que todos apreciamos un pequeño impulso al comenzar un proyecto.

En primer lugar, debe saber que los coches de empresa se pueden comprar o alquilar. Una de las muchas ventajas que nos brindan los automóviles de alquiler es que podemos comprar vehículos nuevos cada tres o cinco años. Este es el tiempo que suele tardar la renovación de un contrato de arrendamiento.

Cuando compra un automóvil de empresa, también se beneficia de otras ventajas fiscales: Las principales ventajas que obtenemos al comprar un coche de empresa con deducciones principalmente del IVA, te explicamos a continuación de qué se trata.

Los informes fiscales indican que un autónomo puede deducir hasta un 50% de IVA en la compra y mantenimiento del vehículo. Sin embargo, para que esto sea efectivo, se debe demostrar que el automóvil se utilizará para el desarrollo de la actividad económica de la empresa.

Esto se puede conseguir aportando justificaciones al departamento de Hacienda de cualquier actividad que pueda justificar el coche que se utiliza para ello, ya sea un calendario de visitas, una lista de tus clientes, etc. Además, el coche tiene que estar en garaje los fines de semana y festivos.

A esto hay que sumar que quieres comprar coches eléctricos para tu negocio cuentas con beneficios extra.

Una de las ventajas que ofrece el gobierno es la exención del pago del impuesto de matriculación para los vehículos eléctricos. Otro incentivo fiscal que ofrece el gobierno es el ahorro por el impuesto a los vehículos de tracción mecánica (IVTM). Los vehículos eléctricos de cero emisiones pueden beneficiarse de un descuento de hasta el 75% de dicho impuesto.

También puede obtener ayuda para comprar uno de estos vehículos. En algunas ciudades de España, los coches eléctricos se pueden aparcar de forma gratuita. A todo esto, hay que sumar que no habrá costes de combustible y se reducirá el coste de las piezas mecánicas además de que habrá menos riesgo de averías.

En definitiva, a la hora de comprar un coche de empresa, podrás descontar todos los gastos que conlleva este coche, ya sea combustible, reparaciones, mantenimiento u otros.

Ventajas fiscales de los coches de empresa

A nivel fiscal, las empresas se benefician de tres impuestos, el IVA, el impuesto de sociedades y el impuesto sobre la renta de las personas físicas por la compra o alquiler de vehículos de empresa.

Por un lado, las empresas pueden deducir hasta un 50% de IVA en la compra, mantenimiento y combustible del coche. Para beneficiarse de esta ventaja fiscal, se debe justificar el uso del automóvil con fines comerciales.

En cuanto al impuesto de sociedades (IS), ofrecer coches de alquiler a sus empleados es un gasto del año que reduce los resultados que gravan la compra y propiedad de vehículos propios, los cuales deben ser depreciados y mantenido en el balance. De hecho, la cantidad pagada es un gasto deducible del IS.

En cuanto al impuesto sobre la renta de las personas físicas, el criterio económico es destinar el 20% de su coste anual al empleado para uso privado y el 80% restante a la empresa. Esto significa que el coste del alquiler o compra corre a cargo de la persona jurídica de la empresa pagadora (80%), pero también de la persona física, empleado beneficiario del coche (20%).

Deja un comentario