Consejos para comprar una furgoneta de segunda mano

Cuando se trata de comprar una furgoneta usada, hay que estar preparado para muchas cosas. Es probable que tengas que pasar varias horas investigando los webs de segunda mano, comparando precios y características, y determinando qué furgoneta se adaptará a tus necesidades específicas.

Aunque esta tarea puede parecer muy complicada, hemos reunido una lista de comprobación para la compra de furgonetas segunda mano que seguramente te ayudarán a lo largo del proceso.

Cómo comprar una furgoneta usada

A medida que avanza en el proceso de compra de la furgoneta usada, seguimos la siguiente lista de verificación como guía de compra:

1. Hacer una lista de las necesidades específicas (peso, altura, color,…)
2. Conocer el presupuesto disponible
3. Reducir la búsqueda a unas pocas opciones potenciales
4. Investigar y evaluar el historial de la furgoneta y su estado actual
5. Determinar las opciones de financiación y seguro adecuadas

Siguiendo esta sencilla lista de comprobación para la compra de una furgoneta usada, podrás prepararte mejor para encontrar la adecuada y realizar una inversión más inteligente.

15 consejos para comprar una furgoneta usada

Aunque esta lista de comprobación es una buena guía para seguir el proceso de compra de una furgoneta usada, hay muchos más factores a tener en cuenta.

Desde el historial de la furgoneta hasta el estado actual del motor y la mecánica, pasando por los tipos de reparaciones y mejoras que se necesitarán en el futuro, hay mucho que tener en cuenta, por no mencionar las consideraciones financieras y de seguros adicionales para las furgonetas usadas.

Para evitar sentirte abrumado o tomar una decisión equivocada al buscar una furgoneta usada, hay algunos pasos útiles que hay que seguir. Estos son algunos de los consejos más importantes que debes seguir cuando comiences la búsqueda de tu próxima furgoneta usada.

1. SABER POR QUÉ SE VENDE

Lo primero que debes considerar antes de invertir demasiado en una furgoneta usada en particular es la razón por la que el propietario ha decidido vender la furgoneta. Aquí es donde puedes determinar si hay algún problema mecánico existente o potencial del que será responsable. Si el propietario está vendiendo simplemente porque está cambiando de coche, entonces esto podría no necesariamente levantar ninguna bandera roja. Sin embargo, si hay algo malo con la furgoneta, entonces es mejor ser consciente desde el principio para no heredar una carga de problemas.

2. REVISAR EL HISTORIAL DE MANTENIMIENTO

Si has visto que no hay problemas evidentes por lo que la furgoneta ha salido al mercado en primer lugar, entonces querrás hacer lo siguiente. Comprueba los registros de mantenimiento de la furgoneta. ¿Ha recibido revisiones periódicas o se le ha sustituido alguna pieza? Tener una mejor idea de la historia general de la furgoneta puede ayudarle a prepararte para lo que está por venir si la compras.

3. EXAMINA LOS REGISTROS DE CAMBIO DE ACEITE

Además del historial de mantenimiento, también deberías examinar específicamente los registros de cambio de aceite. Si los cambios de aceite no se han realizado de forma consistente a lo largo de la vida de la furgoneta, podría indicar la posibilidad de que haya problemas en el motor en el futuro.
Si no hay ningún registro de mantenimiento y cambio de aceite o registros esporádicos, ten mucho cuidado. Podría indicar un mantenimiento deficiente y que existe un posible problema oculto.

4. CONOCER EL HISTORIAL DE ACCIDENTES

Para tener una idea clara del historial y el estado general de la furgoneta, es importante conocer el historial de accidentes. Conocer de antemano el historial de accidentes te ayudará a evitar posibles problemas.

5. DETERMINAR PARTES PARA SUSTITUIR

Como parte del historial de mantenimiento, deberías tener un mejor conocimiento de lo que ya se ha sustituido. A partir de ahí, podrás evaluar qué piezas deben sustituirse y actualizarse pronto. Presta especial atención a la transmisión y al motor.

6. COMPROBAR EL ACEITE

Como parte de su inspección de calidad, comprueba la situación del aceite existente. Esto incluye mirar el nivel de aceite actual, así como el estado del aceite. Tanto el estado del aceite del motor como el de la transmisión pueden ser otro indicador de la salud y el estado general de la furgoneta.

7. BUSCAR EL ÓXIDO DE LA CARROCERÍA Y DAÑOS EN LA CARROCERÍA

Continúa la inspección de calidad del vehículo buscando óxido en las superficies exteriores, así como en el interior de la estructura del vehículo. Comprueba si los marcos de las puertas y otras partes presentan signos de óxido estructural. Esto podría indicar que el vehículo no ha sido bien mantenido y puede que no le quede mucha vida. Para no pasar por alto ninguna deficiencia, asegúrese de inspeccionar la furgoneta sólo en el exterior y a la luz del día.

8. TENER EN CUENTA EL KILOMETRAJE

Al mirar el kilometraje debes de considerar el propio uso de la furgoneta. Si planeas conducir con frecuencia en largas distancias, puede tener más sentido buscar un camión con menor kilometraje.
Sin embargo, un vehículo con alto kilometraje no necesariamente lo elimina de la carrera. Si la furgoneta ha sido constantemente bien cuidada, todavía puede tener mucha vida por delante.

9. INSPECCIONAR LOS NEUMÁTICOS

Al comprar una furgoneta usada, es fácil pasar por alto ciertas partes porque puedes centrarte en los problemas mecánicos y el historial de mantenimiento. Pero no olvides mirar los neumáticos durante la propia inspección.

10. DETERMINAR LA POTENCIA Y LA CAPACIDAD DE REMOLQUE ADECUADAS

Otra consideración importante para tus necesidades específicas es la cantidad de caballos de fuerza del motor y la capacidad de remolque que tiene la furgoneta. Asegúrate de preguntar específicamente sobre la capacidad de la furgoneta y si cumplirá con tus propios requisitos de remolque.

11. CONSIDERAR LOS TIPOS DE TRANSMISIÓN

Las furgonetas están disponibles tanto con transmisión automática como manual, lo que podría ser otra decisión a tomar. Puede reducirse a una preferencia personal. Ten en cuenta el tipo de transmisión y con qué te sentirás más cómodo antes de avanzar en la compra de la furgoneta usada.

12. PREGUNTA A UN EXPERTO

Si no te sientes cómodo evaluando la mecánica y la calidad de la furgoneta por su cuenta, es una buena idea traer a un mecánico certificado. Como experto, el mecánico podrá señalar cosas que puedes haber pasado por alto. Un mecánico también podrá hacer recomendaciones sobre las especificaciones de la furgoneta para satisfacer tus necesidades.

13. BUSCAR PIEZAS DE REPUESTO

Antes de realizar la inversión, es crucial encontrar al menos dos proveedores de piezas que puedan proporcionar piezas de repuesto para el modelo concreto de la furgoneta. Si la furgoneta es una edición limitada o un modelo menos conocido, puede ser difícil encontrar las piezas adecuadas, aunque parezcan pequeñas o sin importancia. Si no puedes conseguir las piezas que necesitas, tu furgoneta se quedará inservible.

14. SELECCIONAR LA MEJOR OPCIÓN DE SEGURO

Al igual que buscar la furgoneta adecuada, es probable que también tengas que dedicar algo de tiempo a buscar el seguro adecuado. Las tarifas pueden variar en función del proveedor de seguros, por lo que lo mejor es explorar todas las opciones disponibles.
No sólo debes considerar el precio, sino que también tendrás que considerar la mejor cobertura posible disponible que te apoyará en caso de accidente.

15. SABER CUÁNDO ABANDONAR EL TRATO

El consejo más importante de todos es ser consciente de cuando algo suena demasiado bueno para ser verdad o te hace sentir inseguro. Si el kilometraje parece ser demasiado bajo para la edad de la furgoneta, o el vendedor ha dudado en proporcionar los registros de mantenimiento o permitir que un mecánico lo inspeccione, estos pueden ser fuertes indicadores de un vehículo problemático. Saber cuándo hay que abandonar un trato puede ahorrarte mucho tiempo, dinero y estrés en el futuro. Recuerde que hay muchas otras furgonetas disponibles para elegir.

La compra de una furgoneta usada requiere su tiempo y calma. Con tantas cosas a tener en cuenta como el historial del vehículo, la calidad y el estado de funcionamiento, la sustitución de piezas y las actualizaciones, así como la forma de financiar y asegurar el vehículo, resulta vital seleccionar tu furgoneta con mucho cuidado.

Así que tómate tu tiempo y te deseamos mucha suerte.

Deja un comentario