3 Razones por las que los patinetes eléctricos son tan populares

¿Recuerdas tu patinete de la infancia? Muchos de nosotros podemos recordar estos dispositivos de dos o tres ruedas con nostalgia, ya sea que estés más familiarizado con las versiones caseras colgadas en el garaje o los modelos de metal más modernos.

En los últimos años han hecho un enorme retorno, reinventados como patinetes eléctricos para viajes urbanos. Ahora son comunes en muchas ciudades de todo el mundo, especialmente en aquellas donde la ley ha sido pronta para regular su uso y los ciudadanos se apresuran a adoptarlos.

Actualmente hay una gran cantidad de patinetes eléctricos baratos en el mercado disponibles para su compra, sin embargo, la mayor parte del ruido se ha generado en torno al alquiler de los mismos. Desde el lanzamiento de los patinetes eléctricos de alquiler en las grandes urbes, el mundo parece haberse vuelto loco por ellos y no es difícil ver por qué se han vuelto tan populares. Algún modelo de patinete eléctrico barato puedes comprarlo a través de Internet.

Perfecto para viajes cortos

El 60% de todos los viajes en ciudad son de menos de dos kilómetros, y el 70% de esos viajes de corta distancia se hacen en coche. Los patinetes son ideales para viajes cortos y también complementan otras formas de transporte, convirtiéndolos en el perfecto vehículo para ir de puerta a puerta.

A menos que tengas la suerte de vivir junto de la parada de autobús, metro o estación de tren más cercana, entonces normalmente tendrás una pequeña forma de viajar. Si es una distancia particularmente larga, entonces un viaje a pie puede parecer poco atractivo. ¿Y qué pasa cuando tienes una reunión importante o llegas tarde? Podrías optar por pedir un taxi, pero esto se puede volver costoso e implica una espera frustrante.

El hecho de estar disponible y tener un alcance razonable ha hecho que el patinete eléctrico sea una opción de transporte popular entre los viajeros urbanos. Ahora puedes decir adiós a la búsqueda de aparcamiento, a la espera de que lleguen los Ubers durante una oleada, o a quedarte varado porque perdiste el último autobús.

 

Conveniente y sin complicaciones

Un patinete puede que no sea más rápido que un coche en la carretera, pero las vías urbanas rara vez están despejadas. Los patinetes hacen posible vencer al tráfico, ya que se desplazan fácilmente alrededor de las personas y otros vehículos, por lo que las paradas en horas punta pueden ser cosa del pasado.

No importa lo difícil que sea el viaje, nunca hay que preocuparse por llegar a destino empapado en sudor, porque no es necesario pedalear, no hay necesidad de cambiar la ropa empapada o rehacer el maquillaje cuando se llega, lo que significa que se puede empezar a ser productivo de inmediato.

La portabilidad es otra característica que hace que sean increíblemente populares, especialmente entre los viajeros. ¿Tu lugar de trabajo está tan lejos que todavía tienes que coger el metro o el autobús? Estos prácticos dispositivos se pueden plegar fácilmente y son lo suficientemente ligeros como para llevarlos consigo a cualquier lugar que desee, a diferencia de las bicicletas, que tienen la sensación de levantar pesos y son más difíciles de guardar. Un patinete puede guardarse de forma compacta en una esquina de su oficina, debajo de su escritorio o en su casa.

El hecho de poder llevarlo a cualquier lugar también resuelve los problemas de vandalismo o robo, dos riesgos siempre presentes en las bicicletas. ¿Alguna vez le han robado la bicicleta cuando pensaba que estaba bien guardada? Guardar su scooter eléctrico en el interior o llevarlo consigo en el tren hace que la seguridad sea la preocupación de ayer.

 

Respetuoso con el medio ambiente

A medida que la crisis del cambio climático se hace cada vez más urgente, cada vez más personas buscan formas de reducir su huella de carbono.

¿Alguna vez te has sentido culpable en un coche o autobús vacío? La mayoría de los coches pueden llevar hasta cinco personas o más, pero sólo transportan regularmente a una o dos. Peor aún, los coches para alquiler con conductor y taxis alrededor del 40% del tiempo circulan desocupados mientras dan vueltas para recoger a su próximo cliente, generando emisiones nocivas en el proceso. ¿Uno podría preguntarse, no es esto exagerado?

Los coches son cada vez más pesados, incluso los más ligeros pesan más de 1.000 kg, casi 100 veces el peso de un patinete. Esto significa que se utiliza más energía para producirlos y se requiere más combustible para moverlos. Curiosamente, conducir un patinete eléctrico sólo representa entre el 1 y el 2% de las emisiones de un coche medio.

Con las ciudades de todo el mundo comenzando a imponer zonas de emisión cero, hay un espacio creciente en ellas para los medios de transporte eléctrico. En un futuro no muy lejano pueden convertirse en una de las únicas formas de moverse rápidamente en estas zonas superpobladas.

Aunque es evidente que su proceso de fabricación conlleva emisiones, los patinetes eléctricos producen cero emisiones mientras están en funcionamiento, lo que los convierte en una alternativa mucho más ecológica que la mayoría de los coches, las motocicletas y los coches compartidos. El hecho de que funcionen con electricidad en lugar de con combustibles fósiles significa que nunca tendrás que preocuparte por los controles de contaminación de tu ciudad.

 

Muchos de nosotros ya estamos familiarizados con los patinetes de nuestra infancia, así que montarlas nos llena de nostalgia. Para el nuevo piloto son mucho más fáciles de aprender que las motos, los monopatines y las bicicletas. Si has usado un patinete cuando eras niño, montar la versión eléctrica por primera vez será fácil e intuitivo.

Deja un comentario