Amortiguadores

Automoción » Formación Online » Amortiguadores


En su forma más simple, los amortiguadores son cilindros hidráulicos que ayudan a controlar el impacto y el movimiento de rebote de los muelles y la suspensión del vehículo. Además de suavizar los golpes y las vibraciones, el papel clave del amortiguador es garantizar que los neumáticos del vehículo permanezcan en contacto con la superficie de la carretera en todo momento, lo que garantiza el control y la respuesta de frenado más seguros de su coche.

Qué son

Un amortiguador es un dispositivo neumático o hidráulico diseñado para absorber y amortiguar los impulsos de choque. Lo hace convirtiendo la energía cinética del choque en otra forma de energía (típicamente calor) que luego se disipa. La mayoría de los amortiguadores son una forma de cilindro que hace resistencia al movimiento a través de la fricción.

Qué hacen

Esencialmente, los amortiguadores hacen dos cosas. Además de controlar el movimiento de muelles y suspensión, los amortiguadores también mantienen los neumáticos en contacto con el suelo en todo momento. En reposo o en movimiento, la superficie inferior de los neumáticos es la única parte de su vehículo en contacto con la carretera. Cada vez que el contacto de un neumático con el suelo se rompe o se reduce, su capacidad para conducir, dirigir y frenar se ve gravemente reducida.
A pesar de la creencia popular, los amortiguadores no soportan el peso de un vehículo.

Cómo funcionan los amortiguadores

En primer lugar, un poco de ciencia. Los amortiguadores funcionan tomando la energía cinética (movimiento) de la suspensión y la convierten en energía térmica (calor) que luego se disipa a la atmósfera a través del mecanismo de intercambio de calor.

Pero no es tan complicado como puede sonar. Como se mencionó, los amortiguadores son básicamente bombas. Un pistón está unido al extremo de una varilla y funciona contra el fluido hidráulico en el tubo de presión. A medida que la suspensión se desplaza hacia arriba y hacia abajo, el fluido hidráulico se fuerza a través de orificios (agujeros diminutos) dentro del pistón. Debido a que los orificios sólo permiten una pequeña cantidad de líquido a través del pistón, el pistón se ralentiza lo que a su vez ralentiza el movimiento del resorte y la suspensión.
Los amortiguadores se ajustan automáticamente a las condiciones de la carretera porque cuanto más rápido se mueve la suspensión, más resistencia proporcionan.

Los amortiguadores duran mucho tiempo, pero tienden a degradarse lentamente a lo largo de su vida. Entonces, ¿cuándo es el momento de reemplazarlos?
Un amortiguador cubierto de aceite es una buena indicación de que algo ha fallado.
Por lo general, la degradación en el rendimiento del amortiguador no se notará hasta que afecte a la manipulación de manera bastante prominente.

Dependiendo del uso, los amortiguadores pueden durar entre 130.000km y 160.000km. Recuerda que un amortiguador con 90.000km no funcionará tan bien como uno nuevo.
Reemplazar los amortiguadores desgastados puede revitalizar el manejo de un vehículo, devolviendo gran parte de la nitidez que tenía cuando era nuevo. Cuando se combinan con un nuevo conjunto de neumáticos, los nuevos amortiguadores pueden transformar un vehículo de alto kilometraje en una conducción muy suave.

Tipos de amortiguadores

Aunque todos los amortiguadores hacen el mismo trabajo, diferentes tipos de vehículos y diseños de suspensión requieren diferentes tipos de amortiguadores.

Amortiguadores hidráulicos

Este es el tipo más simple de amortiguador y generalmente se reemplaza en lugar de repararse. Este tipo de amortiguador se puede encontrar en los sistemas de suspensión delantera y trasera y es relativamente barato. El amortiguador hidráulico contiene un cilindro con aceite que pasa por agujeros del pistón.
En el mercado encontramos varios tamaños de diámetro de las cámaras, desde 12mm hasta 80mm.

Amortiguadores hidráulicos con válvulas

Este tipo de amortiguadores no lleva un pistón sino una válvula por la que pasa el aceite al ejercer la presión. Los amortiguadores con válvulas con más eficientes que los de pistón y proporcionan una conducción muy suave.

Amortiguadores de doble tubo

También conocido como amortiguador de dos tubos, este dispositivo consta de dos tubos cilíndricos anidados, un tubo interno que se llama el “tubo de trabajo” o el “tubo de presión”, y un tubo exterior llamado “tubo de reserva”. En la parte inferior del dispositivo en el interior hay una válvula de compresión o válvula base. Cuando el pistón es forzado hacia arriba o hacia abajo por golpes en la carretera, el fluido hidráulico se mueve entre diferentes cámaras a través de pequeños agujeros en el pistón y a través de la válvula, convirtiendo la energía de “choque” en calor que luego debe ser disipado.

Amortiguadores de Gas

Para evitar la formación de espuma y las burbujas en el aceite, que degrada el rendimiento del amortiguador, un amortiguador monotubo lleno de gas tiene una cámara de nitrógeno de alta presión por encima de la cámara de aceite. Este gas de alta presión hace que sea difícil que se formen burbujas en el aceite, incluso cuando el amortiguador entra y sale muy rápidamente, como podría mientras viaja rápidamente en una carretera desigualada.
Los amortiguadores de gas son bastante caros, ya que requieren estrictas tolerancias de fabricación, pero son muy resistentes al desvanecimiento y, por lo tanto, son populares en las carreras todoterreno y rallye.

Amortiguadores tipo Strut

Aunque hacen el mismo trabajo básico, los puntales reemplazan parte del sistema de suspensión y deben ser más resistentes para hacer frente a mayores cargas y fuerzas. Aunque se ve más comúnmente en la parte delantera y trasera de los coches pequeños a medianos, los coches más grandes ahora tienden hacia el diseño de la suspensión basada en puntales. La categoría de puntal se divide en unidades selladas y reparables. Como su nombre indica, las unidades selladas están diseñadas para ser reemplazadas por completo, mientras que los puntales reparables (McPherson) pueden equiparse con cartuchos de puntal de reemplazo.

Amortiguadores regulables

Estos amortiguadores contienen una rosca que cambia la presión del aceite aumentando o disminuyendo el espacio por donde pasa el aceite y así poder obtener mayor o menor dureza del amortiguador.

Amortiguadores de depósito externo

Estos amortiguadores, diseñados principalmente para aplicaciones de ultra alto rendimiento y carreras, utilizan un cuerpo pequeño y ligero que está conectado a través de una manguera a un depósito de aceite montado en una parte diferente del vehículo. Estos amortiguadores proporcionan una reducción del peso al volante para un mejor manejo, un mejor enfriamiento del aceite en el depósito, un espacio de aire significativo dentro del depósito para que el aceite caliente pueda expandirse, una excelente capacidad de ajuste a medida que el aceite fluye hacia y desde el cuerpo del amortiguador. Los amortiguadores de depósito externo son muy caros y en realidad solo se necesitan en aplicaciones de alto rendimiento extremas.


Suscríbete a nuestro boletín


[Total:0    Promedio:0/5]



Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario