Llave inglesa

Portada » Ferretería » Llave inglesa


La llave inglesa, hablaremos de  una de las herramientas más polivalentes que no deberá faltar en tu caja de herramientas. Tal vez más de uno que apenas incursiona en el mundo del mantenimiento del hogar, estará perdido, pero no hay problema. A continuación te enseñaremos todo lo que debes saber. ¡Toma nota!

Que es la llave inglesa

Se trata de la llave ajustable o llave inglesa. Esta herramienta es básica y funcional para diferentes tareas del hogar que implique el montaje de tornillos y tuercas de cabeza hexagonal, tarea que realizarás de manera fácil y cómoda disponiendo de una sola herramienta.
La llave ajustable o llave inglesa es una herramienta manual totalmente versátil. Esta llave es utilizada para aflojar o apretar tornillos y tuercas hexagonales a partir de su cabeza móvil que es ajustable.Lo cual, permite su adaptación a diferentes tamaños dándole una ventaja sobre aquellas llaves simples y sencillas que poseen un solo tamaño fijo.

La llave inglesa es un tipo práctico de herramienta que nos ahorra espacio en una maleta o caja de herramientas y sirve para una amplia gama de trabajos. Esta llave pertenece al grupo de herramienta manual. Generalmente la usamos para aflojar o apretar cabezas hexagonales de varios tamaños. Gracias a la cabeza ajustable no hay que llevar consigo una gran cantidad de llaves de varios tamaños, una o dos llaves inglesas son suficientes. La llave inglesa, gracias a su estructura ajustable, puede aumentar o disminuir el espacio entre las pinzas y así ajustarse con precisión a una cabeza de tornillo o tuerca particular.

Si comparas, te darás cuenta que las llaves fijas ocuparan más espacio y harán más tedioso tu trabajo a la hora de solucionarlo.
La llave ajustable o llave inglesa la encontramos en diferentes tamaños; encontrarás de 150 mm, 200 mm, 250 mm, 300 mm. Ejemplos de marcas de producción de llaves inglesas de calidad entre las que están: Bahco, Mercatolls y Kreator.

Ten presente que al poseer una gran funcionalidad, es posible que encuentres diferentes ofertas en el mercado, pero recuerda que la calidad es muy importante, de ella dependerá el éxito y la durabilidad de esta herramienta.

Tipos de  llave inglesa

Las llaves inglesas son populares por su amplio uso, puede manejar una amplia gama de tornillos y tuercas. Esta herramienta ajustable se adapta fácilmente al tamaño que deseas.
La llave inglesa se inventó en 1888 y, desde entonces, el principio no ha cambiado mucho. Producido en diferentes rangos de precios y tamaños. Se utiliza para apretar o aflojar tornillos y tuercas, y debido a su construcción, es posible aumentar significativamente la fuerza al acoplarle un tubo en su extremo.

Primitivas son aquellas llaves que se ajusta mediante cuñas, requieren para su ajuste de un martillo, actualmente están obsoletas.

Modernas son aquellas llaves que poseen un mecanismo de ajuste mediante una rosca.

Comprar llave inglesa

Estas llaves son el mecanismo más importante para la reforma, por su variedad de usos. Por lo tanto, es mejor evitar los tipos más baratos, cuyos dientes generalmente se ponen rígidos y no se mantienen en forma.Siempre recomendamos comprar herramienta con calidad, y lo mismo pasa con la llave inglesa. Lo mejor es obtener llaves fabricadas con materiales que proporcionan una larga vida útil incluso con altas cargas de trabajo.

Medimos la calidad de las llaves según el acero con el que están fabricadas. Como estándar, podemos considerar la aleación de acero al cromo-vanadio, es decir, las llaves resistirán el esfuerzo requerido, no se doblarán,  ni se deformarán con el uso. Otros metales se agregan a la aleación de las llaves inglesas profesionales de calidad para darle nuevas propiedades. El llamado acero de baja aleación contiene hasta un 5% de otros metales, altamente aleado en un 30% o más. Normalmente, las herramientas no detallan la composición exacta, solo podemos etiquetarlas aleadas o altamente aleadas. En resumen, recomendamos llaves inglesas fabricadas en acero cromo-vanadio de alto rendimiento.

Antes de seleccionar una llave adecuada, es bueno conocer algunos criterios básicos:

Tamaño

Las llaves inglesas se clasifican por el tamaño de estas, puede ser medido en imperial (“) o en métrica (mm). Algunas dimensiones en pulgadas y milímetros coinciden y se pueden usar para ambas (por ejemplo, 5/32” = 4 mm).

Material

Se utilizan diferentes aceros de aleación para una variedad de usos. El material más extendido para hacer llaves es el acero al cromo-vanadio. Tambien es frecuente la aleación de cobre y berilio para llaves ajustables especiales que no producen chispas.
Sin embargo, un compuesto de acero de alta calidad no garantiza una herramienta de alta calidad. Esto se logrará solo utilizando el tratamiento térmico correcto: endurecimiento y recocido. Y este aspecto tan importante significa que una llave hecha de acero cromo-vanadio no siempre significa que sea de alta calidad.

Acabado superficial

El acabado de alta calidad es ideal para un trabajo cómodo, pero también afecta indirectamente la calidad de la llave.
La superficie niquelada, cromada o pulida a alto brillo ofrece varias ventajas a las llaves:

  • Es fácil de limpiar.
  • Evita la deposición de suciedad.
  • Es más resistente a los químicos agresivos que rompen la superficie y corroen así.

Características llave inglesa de calidad

  • La llave inglesa debe estar hecha de acero de gran resistencia y dureza. Además de poseer un recubrimiento de cromo para prevenir su corrosión.
  • La herramienta es ergonómica, lo cual, permite una fácil manipulación. Posee una ligera inclinación de la boca respecto al eje del mango para ser mas ergonómica.
  • La llave ajustable profesional dispone en su diseño una escala graduada en milímetros o pulgadas.
  • Este tipo de llaves poseen una mordaza compuesta por una parte fija y otra móvil resistente y dura comandada por un tornillo sinfín ubicado en la base de la boca.
  • Permite una adaptación a diferentes medidas dependiendo de los elementos a los cuales esté destinada. Por lo cual, tiene un sinnúmero de usos industriales, comerciales y domésticos.
  • Podrás utilizarla en diferentes tareas sin deteriorar la superficie de los elementos, a diferencia del uso de alicates que por su mordaza dentada afecta el material de las piezas.

 

Tiene diferentes aplicaciones gracias a su gran utilidad, es posible emplearla en trabajos donde es frecuente el uso de diferentes tornillos, tuercas y elementos de sujeción. Permitiéndose ser la herramienta ideal para el bricolaje, herrería, instalación de equipo de calefacción o refrigeración, reparación de automóviles, motocicletas, bicicletas, ensamble de muebles o simplemente tareas del hogar.
Ahora que la conoces no dudes en integrarla a tu equipo.


Suscríbete a nuestro boletín




Te puede interesar:

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidadtérminos del servicio de Google.

Deja un comentario

You cannot access this site from your country