Bombillas para tu coche

En los últimos años, las bombillas de los faros de los coches se han vuelto cada vez más avanzadas, desde complejas unidades de faros LED que giran y se desactivan individualmente para evitar deslumbrar al tráfico que circula por delante, hasta luces diurnas siempre encendidas.

Para el mecánico de bricolaje, es importante tener en cuenta que la tecnología de las bombillas también ha evolucionado: las bombillas halógenas tradicionales han sido sustituidas por bombillas LED, HID y de xenón. Además, si vas a sustituir una bombilla, debes asegurarte de que se cambia por una bombilla con la misma clasificación H.

Independientemente de la tecnología, las luces del coche son casi la característica de seguridad más importante del vehículo. Las luces de un vehículo tienen tres finalidades: permitirte ser visto, permitirte ver y dar a los demás usuarios de la carretera una señal de tus intenciones. Así que vamos a repasar un poco las luces de tu coche y las bombillas que tendrás que sustituir durante el mantenimiento periódico.

Los diferentes tipos de bombillas de los faros del coche

Respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre las bombillas de los faros delanteros y traseros del coche, empezando por la parte delantera.

 

¿Para qué sirve una bombilla H7?

Las bombillas H7 (junto con otras bombillas halógenas como H1, H3, H4, etc.) indica el tipo de montaje. Las bombillas H7 suelen utilizarse para las luces de cruce, mientras que las bombillas H1 pueden ser de carretera o de cruce, dependiendo de la potencia.

El manual de usuario le indicará las bombillas que utiliza su coche, junto con el número de vatios de cada una.

 

¿Y las luces de posición del coche?

Las luces de posición, pueden utilizarse cuando la visibilidad es ligeramente reducida, pero no hasta el punto de que sean necesarias las luces de cruce.

 

En los últimos años, se han sustituido en los coches nuevos por las luces de circulación diurna, que se encienden en cuanto se conecta el contacto del vehículo y sólo se apagan cuando se activan las luces de cruce y, a veces, cuando se enciende un intermitente.

 

¿Y las luces de cruce y las de carretera?

Las luces de cruce deben utilizarse cuando la visibilidad se ve comprometida por la llegada de la oscuridad, o por condiciones meteorológicas adversas como lluvia, niebla o nieve.

 

Las luces de carretera son las luces más brillantes de la parte delantera del coche, y deben utilizarse como en el caso anterior y cuando no haya ningún otro usuario de la carretera delante de ti o acercándose.

 

¿Cuándo deben utilizarse los faros antiniebla delanteros?

Algunos coches, pero no todos, tienen un par de faros antiniebla delanteros. Están diseñados para repartir el haz de luz de modo que ilumine los bordes de la carretera más cercanos a la parte delantera del coche, facilitando la visibilidad del bordillo en caso de niebla espesa.

 

En los coches modernos, a veces se utilizan para imitar el efecto de los faros direccionales avanzados: al girar el volante, el faro antiniebla de ese lado del coche se encenderá para iluminar la carretera en la dirección en la que estás girando.

 

¿Qué son las luces intermitentes?

Por último, en la parte delantera hay dos intermitentes de color naranja que parpadean a la derecha o a la izquierda para indicar a los demás usuarios que vas a girar. A menudo encontrarás intermitentes secundarios en las aletas delanteras o en los retrovisores exteriores.

 

¿Cómo han evolucionado las luces de los coches?

La tecnología de los faros es cada vez mejor y ha evolucionado mucho desde las antiguas bombillas de baja intensidad. Muchos coches disponen ahora de faros LED, más luminosos y duraderos que los de xenón. Por último, algunos fabricantes de automóviles ofrecen ahora faros «láser», que prometen un paso más en luminosidad y eficiencia.

 

¿Qué luces hay en la parte trasera de un coche?

En la parte trasera de un coche hay unas luces traseras de color rojo intenso, que se encienden cuando están encendidos los faros delanteros o las luces de posición. Las luces de freno son del mismo color rojo que las traseras, pero mucho más brillantes y sólo se encienden cuando se pisa el pedal de freno.

 

De nuevo, un faro antiniebla trasero ayuda a ver tu coche en caso de niebla o lluvia intensa, mientras que una luz de marcha atrás blanca indica a los demás que tienes intención de dar marcha atrás y te ayuda a ver por detrás.

Al igual que ocurre con las luces delanteras, las bombillas tradicionales de las luces traseras se están sustituyendo por tecnología LED, que es más brillante, eficiente y fiable.

 

Cómo comprobar las luces del coche

Para asegurar que tu coche está en condiciones óptimas para la conducción y para evitar multas, es esencial verificar periódicamente el correcto funcionamiento de todas las luces del vehículo. Aquí tienes una guía paso a paso para comprobar las luces de tu coche:

  1. Luces delanteras y luces de posición: Enciende las luces delanteras (tanto las de cruce como las de carretera) y verifica que ambas funcionen correctamente. Las luces de posición, situadas en los extremos delanteros del coche, también deben estar operativas. Observa que la iluminación sea clara y uniforme.
  2. Intermitentes y luces de emergencia: Activa los intermitentes del lado izquierdo y derecho alternativamente y asegúrate de que parpadeen a un ritmo constante. Luego, activa las luces de emergencia (también conocidas como luces de cuatro intermitentes) y verifica que funcionen en ambos lados del vehículo.
  3. Luces traseras y de freno: Pide a alguien que observe las luces traseras mientras tú presionas el pedal del freno. Todas las luces de freno, incluida cualquier luz de freno central adicional, deben iluminarse de inmediato y con intensidad clara.
  4. Luz de marcha atrás: Con el motor encendido, cambia a marcha atrás mientras alguien verifica que la luz blanca trasera se encienda. Esta luz es crucial para indicar a otros conductores y peatones que el vehículo está retrocediendo.
  5. Luz de la placa de matrícula: Asegúrate de que la luz que ilumina la placa de matrícula trasera esté funcionando. Esta luz ayuda a la visibilidad de tu matrícula en condiciones de poca luz.